Este domingo 7 de junio a las 19:15 en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino ofrecerá un concierto el pianista y compositor Federico Miyara, en el programa incluye obras de Bach, Mozart y Haydn, además de Sonata-fantasía Nº 4 «Malvinas» (1984) del propio Miyara.

Programa
Parte I- Johann Sebastian Bach (1685-1750) Concierto en estilo italiano BWV 971 / Wolfgang Amadé Mozart (1756-1791) Sonata Nº 14 en do menor K. 457 (1784)
Parte II – Joseph Haydn (1732-1809) (en homenaje al 200º aniversario de su fallecimiento) y Sonata Nº 38 (catálogo Hoboken) en Mi bemol mayor (a. 1780) / Federico Miyara (1958-) Sonata-fantasía Nº 4 «Malvinas» (1984)

¿Por qué elegiste Bach, Mozart y Haydn para este concierto ?
Porque Bach y Mozart me encantan. Haydn no tanto, a pesar de que es
un músico de la misma categoría, lo incluí en homenaje por el 200ª
aniversario de su fallecimiento.

La música de Bach, además de ser muy agradable, tiene una estructura asombrosa, una solidez arquitectónica insuperable, además de haber llevado al límite muchos procedimientos, como la armonía y el contrapunto.
La sonata de Mozart que voy a tocar es una de las dos únicas escritas en tonalidad menor, y tiene un carácter decididamente Bethoveniano, mucho antes de que Beethoven empezara a escribir cosas verdaderamente Beethovenianas. Hay una regla referida al período clásico que dice que cuando un compositor de ese periodo escribe en modo menor tiene algo importante para decir. En este Mozart, se cumple a la perfección.

¿Podrías describir tu Sonata-fantasía Nº 4 «Malvinas» y referirte a la motivación de esta composición?
La obra tiene tres movimientos que se entrelazan con temas y motivos comunes, aunque eso sólo surge si se la escucha con mucha atención, o más de una vez, ya que estos motivos tienen su eje en el segundo movimiento, que es una marcha fúnebre sin ser marcha, y sin ser del todo fúnebre.
Aunque la obra es fundamentalmente tonal, con una moderada tendencia a los acordes disonantes (aunque yo prefiero llamarlos iridiscentes), este movimiento termina con una serie dodecafónica que diluye el discurso en una angustia que creo que refleja lo que yo sentía en ese momento.
El primer movimiento es muy fantasioso, de allí el título de sonata-fantasía, pese a que básicamente tiene la estructura de una sonata, no de la que escribiría un compositor clásico sino más libre. Incluso cuando hace casi veinticinco años la quise hacer estrenar en los conciertos de Klank (un grupo de compositores que presentábamos nuestras obras en conciertos), la pianista a quien se la propuse me dijo que no podía hacerla porque era difícil y además le parecía una improvisación. En efecto hay pasajes “improvisatorios”, pero de ninguna manera es una improvisación en el sentido peyorativo del término.
El último movimiento es casi un rondó, pero igual que el primer movimiento, no lo es del todo. Es, técnicamente, el más difícil.

La motivación fue la guerra de las Malvinas, pero no desde el, punto de
vista de considerarla algo justo o necesario, sino todo lo contrario.
Mucha gente festejaba incluso en la calle cuando «lográbamos» derribar un
avión. Yo sufría en silencio porque intuía un fenomenal engaño y además la
violencia en general (y toda guerra tiene niveles de violencia extremos)
me desagrada enormemente. Cuando hundieron el Belgrano, una de las
víctimas fue Elías Zubbriggen, hermano de una compañera de la Facultad.
Me impresionó mucho, porque era un chico a quien yo solía ver cuando iba a
la casa de mi compañera. La obra está dedicada a los muertos y tullidos en
la guerra de las Malvinas. .

Federico Miyara es Ingeniero Electrónico egresado de la Facultad de Ingeniería de la UNR, donde actualmente se desempeña como docente e investigador.
Paralelamente a sus estudios universitarios se ha dedicado a la música,
primero en forma autodidacta y posteriormente bajo la guía de la
profesora Alicia Correas en piano y Dante Grela en composición. Ha escrito
más de 60 obras, de las cuales cerca de la mitad han sido estrenadas en el
país y en el extranjero. Además es autor de libros técnicos y literarios,
tales como Acústica y Sistemas de Sonido, Control de Ruido, El
Experimento, Caleidoscopio y Liszt con Araña.


María Josefina Bertossi
4 de junio de 2009
Rosario – Argentina


Deja un comentario