Raúl Barboza, uno de los mayores exponentes de la música del Litoral, tocará junto al Ensamble Municipal de Vientos y la Camerata Clásica Rosario dirigidos por Maestro Fernando Ciraolo en adhesión a la semana de la Bandera. Entrevistado por EntreNotas el maestro Barboza cuenta como surge la idea del chamamé sinfónico.
Detalles de Horarios y programa ver Agenda 2006
La entrada es libre y gratuita pero las ubicaciones deberán retirarse con anticipación a partir de hoy Vienes 16 de Junio.



Raúl Barboza
recibió a la prensa en el lobby del hotel céntrico con su acostumbrado gesto tranquilo, amable y para nada apresurado. Barboza nació en Buenos Aires y vive en París desde hace 20 años donde difunde la música del Litoral.

MJB: ¿De dónde surgen estas vrsiones del chamamé sinfónico?
Raúl Barboza: Tiene relación con la manera de pensar en general de las personas que no ven en la música del Litoral la posibilidad de ser ejecutada con instrumentos no convencionales de la música guaraní , aún cuando el violín fue introducido por los jesuitas por el 1600. Desde muy chico yo no veía bien que la música chamamé solo se pusiera de manifiesto en los bailes, no es que viera mal que estuviera en los bailes pero se veía incompleto porque yo veía que otros ritmos, otras músicas, tenían la posibilidad de ser interpretadas mucho más allá. Pensaba que algún día se podría, en realidad, lo que pasó es que nunca hubo música de chamamé escrita para músicos “clásicos”.
Siendo yo muy chico una persona me dijo una vez que el chamamé no se puede tocar porque no se puede escribir. Con los años me dí cuenta que el músico de formación clásica no sabe tocar la música popular porque se lo ha entrenado solo para poder tocar untipo de música, con muy buena lectura, y me saco el sombrero por ello, pero, no saben tocar sincopado o con acentos en el primer tiempo, o improvisar. Eso no es problema del músico sino que la enseñanza de la música en la Argentina es muy antigua, y está muy supeditada a lo que digan los que vienen de Europa y no se arriesgan a decir que tenemos una música que es muy distinta y que se escribe de una manera que no conocen. Por ejemplo, el chamamé se escribe con dos numeraciones distintas, en tiempo binario para la mano derecha y en tiempo ternario para la mano izquierda. Si ha escuchado a Tarragó Ros (padre) en su conjunto el contrabajo es ternario y el bailarín baila en binario.

¿Los arreglos sinfónicos a quien pertenecen?
R. Barboza: Yo he barajado muchas posibilidades de escritura yo no sé escribir para grandes orquestas, yo soy autodidácta, toco “de oído”, aprendí a escribir cuando tenía más de 50 años, sigo estudiando porque me gusta aprender lo que no sé pero sin tratar de ser como otros.
Después de mucho buscar los arreglos estuvieron a cargo de Alejandro Ruiz, chaqueño, quien puede escribir esta música sino es de Litoral, buscamos mucho, él vive en el Chaco, él que es músico popular y tiene formación clásica, encontró la forma de escribir para que el músico clásico entienda por qué se cambia de un binario a ternario o viceversa, entonces él ha encontrado la manera para que cuando el músico lo lea o el director lo dirija, no tengan problemas, pensando en el músico “clásico” que tiene la misma formación cualquiera sea el lugar donde esté. Alejandro Ruiz encontró y escribió la manera de hacerlo.
Con esto yo no quiero demostrar nada simplemente quiero tocar de otra manera diferente de lo que hice hasta ahora.

El programa que se escuchará el Lunes en el Teatro El Círculo ha tenido sus versiones en Corrientes, Paraná, Resistencia, Santa Fé y en Europa, con octeto de violoncellos. En Rosario estará acompañado por Horacio Castillo, (guitarra) y Cacho Bernal (percusión).

.Recomendamos visitar el sitio de Raúl Barboza


María Josefina Bertossi
Rosario – Argentina
16 de Junio de 2006

Deja un comentario