Verdi y Puccini……
y sus muy buenas interpretaciones


    Sexta Función Temporada XXIª del Mozarteum Argentino Filial Rosario
    Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por el Maestro Pedro Ignacio Calderón, Solistas: Soledad de la Rosa (soprano), Alejandra Malvino (mezzosoprano) y Roberto Nadalet (tenor). Coro Polifónico de Santa Fé que dirige Sergio Siminovich
    Auditorio fundación Astengo – Viernes 11 de Julio de 2003 – Hora:21

    Nuevamente se reunieron el Coro Polifónico de Santa Fé y Orquesta Sinfónica Nacional bajo la batuta del maestro Pedro Ignacio Calderón en una función del Mozarteum Argentino filial Rosario, esta vez con un programa dedicado a dos compositores emblemáticos de la ópera del siglo XIX: Verdi y Puccini.
    El concierto comenzó con la obertura de Luisa Miller y el sonido contundente de la Sinfónica Nacional, luego se presentaron los solistas y la soprano Soledad de la Rosa cantó “Tu che gel sei cinta” de Turandot, aria con el que tranquilamente ubicó su voz y ensayó su presencia en el escenario. Luego siguió el Coro de los esclavos de “Nabucco” de Verdi con una interpretación particular de los santafesinos, porque no demostraron la fuerza y potencia de otros coros líricos, pero sí un sonido liviano (no forzado) y pleno tan válidos como otros para la versión del coro más famoso de la ópera italiana.
    En “Mi chiamano Mimi” de La Bohème de la Rosa puso en su la sensibilidad necesaria para interpretar a la débil Mimí.
    El buen marco de la Sinfónica Nacional, con destacados solistas en el sector de las maderas, y del Coro de Santa Fé, dieron lugar para el lucimiento de dos excelentes intérpretes femeninas. La mezzosoprano Alejandra Malvino cantó las líneas que corresponden al personaje de Azucena en el Segundo Acto de Il Trovatore de Verdi, alternándose con la orquesta, el coro y el tenor. Alcanzó todas las notas de su registro con seguridad y buen timbre, el color oscuro de voz, su dicción (el italiano se entendía claramente) y su personalidad son algunas de las cualidades que la apuntalan como una de las mejores mezzos líricas argentinas, y así se lo hizo saber el aplauso del público de ese concierto.
    La segunda parte comenzó con fragmentos del Primer Acto de La Traviata de Verdi. Ese fue el gran momento de la soprano Soledad de la Rosa especialmente en el aria “Sempre libera”, en el que como pocas veces se escucha, su afinación, su coloratura, y musicalidad dejaban escuchar con claridad todas esos gorjeos que Verdi escribió para las sopranos. Sin esfuerzos ni exageraciones el sonido de Soledad de la Rosa llegó a todos los rincones del teatro en un balance perfecto entre la orquesta, el coro y los solistas, particularidad escuchada también en el fragmento de Il Trovatore.
    Luego de la ovación para Soledad de la Rosa, la orquesta finalizó con la Obertura de “I vespri siciliani” de Verdi y fuera de programa el maestro Calderón se decidió por la obertura de Los Maestro Cantores de Wagner.

    Próxima función del Mozarteum:
    6 de Agosto


    María Josefina Bertossi
    15 de Julio de 2003
    Rosario- Argentina



    Contáctese con la Redacción de Entre Notas [cliq aquí]




    0 0 votos
    Article Rating
Avisarme de otros comentarios
Avisarme de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
COMENTA! Me encantaría conocer tu opiniónx