“cultura o Cultura”

    Todos los que de alguna manera estamos vinculados con las actividades culturales hemos experimentado alguna preocupación a raíz de las declaraciones del Señor Secretario de Cultura de la Nación Torcuato Di Tella (La Nación Edición 27/5/2004) , podríamos escribir largas fundamentaciones acerca del beneficio que a los pueblos les trae la educación, hecho en el que se encuentra la transmisión de la cultura, pero nos ahorran las palabras la Asociación de Directores de Coro de la República Argentina (ADICORA) en un mensaje a los medios de comunicación cuyo contenido compartimos y reproducimos a continuación.

    María Josefina Bertossi

    La Asociación de Directores de Coro de la República Argentina (ADICORA) en nombre de la vasta comunidad coral de nuestro país nucleada alrededor de sus
    directores asociados, no puede dejar de expresar su posición respecto de las declaraciones efectuadas por el Señor Secretario de Cultura al diario La Nación,
    relativas al papel de la cultura en esferas del gobierno.-
    La alta investidura que dicho funcionario representa como responsable de la política cultural que ha de imprimirse a nuestro país, otorgan preponderante influencia y tiñen de perturbador significado sus palabras, cuyo contenido ha provocado la inquietud y
    preocupación de importantes sectores del quehacer cultural en sus diversas manifestaciones, afectando también -como es lógico- a nuestro amplio sector de la
    actividad coral, con su conocido efecto multiplicador en grandes sectores de la población.-
    No podemos ni debemos silenciar nuestra intensa y sincera preocupación por el infortunado contenido de parte de sus declaraciones: «La cultura no tiene
    prioridad para el Gobierno ni para mí». Sería ocioso y casi redundante mencionar la
    importante gravitación que supone para la marcha y evolución de nuestra civilización, el adecuado concepto y valoración del desarrollo cultural de la misma, y las acciones a implementar para estimular su crecimiento y consolidación.-
    Innumerables testimonios de la cultura de los pueblos a través de la historia, afirman la idea de que sus realizaciones en todos los campos del quehacer
    intelectual, le han permitido perdurar a través de los tiempos, mas allá de las conquistas materiales.-
    Un ligero análisis de las leyes del comportamiento humano, y su inevitable influencia sobre el aspecto material, entendiendo por tal sus necesidades vitales más elementales, nos llevan a la necesaria conclusión de que sólo la posesión de un adecuado nivel de
    cultura en la población, hará mas fácil y seguras sus aptitudes de supervivencia en condiciones dignas de vida. La pobreza de los habitantes de un país, su carencia de vivienda, insuficiente alimentación, alto grado de porcentaje de desocupación y las condiciones paupérrimas de vida, en general, son en gran parte consecuencia directa del analfabetismo imperante y la ausencia de una formación cultural básica que les permita desempeñarse adecuadamente en el contexto social.-
    Atento a este enfoque, resulta muy temeraria y poco feliz la afirmación formulada en momentos en que asistimos a una progresiva y constante degradación del nivel educativo, en sus diversos planos, en gran parte por lo exiguo de los presupuestos destinados a cultura y educación. Declaraciones como las emitidas nos hacen pensar seriamente que la máxima «educar al soberano» ha sido tristemente dejada de lado en la errónea suposición de que la cultura es un adorno y divertimento de las clases altas o un juguete de las burguesías acaudaladas, en lugar de conformar un hálito vivificador de los mejores atributos del ser humano, cualquiera sea su condición social.-
    El rol del estado en la sociedad actual debe tender a la búsqueda de la satisfacción del individuo como un todo indisoluble: cuerpo y espíritu, y nunca plantear una antinomia falsa, remedo de postulaciones que, en este estado de nuestra historia, deberíamos considerar como ya superadas.


    ADICORA

    Marcelo Valva
    Presidente
    Héctor Nardi
    Secretario de Prensa y Relaciones Públicas


    Rosario – Argentina
    2 de Junio de 2004



    Contáctese con la Redacción de Entre Notas [click aquí]

0 0 votos
Article Rating
Avisarme de otros comentarios
Avisarme de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
COMENTA! Me encantaría conocer tu opiniónx