El maestro venezolano Felipe Izcaray
en Rosario


    El concierto de este Jueves 21 de Octubre de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario, dedicado a Berlioz, Saint Saëns y Boiëldieu con la arpista Gabriela Russo, será dirigido por el Maestro Felipe Izcaray, venezolano y director de la Orquesta Sinfónica Provincial de Salta. En la entrevista que tuvimos, el maestro Izcaray hace referencia a el trabajo con la orquesta en Salta, los músicos jóvenes que ven en Buenos Aires el único objetivo válido, su experiencia en Rosario y el movimiento de la orquestas infanto-juveniles.

     Felipe Izcaray

    Dos datos nos interesa muy especialmente hoy de Felipe Izcaray: que es el director de la Orquesta Sinfónica de Salta y que trabajó como asesor para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Esto último es especialmente atendido porque en los últimos años han empezado a gestarse pequeñas orquestas o grupos de instrumentistas cuyos integrantes son niños y en muchos casos provenientes de hogares humildes.

    Sobre el primer dato cabe destacar, que el maestro Izcaray es el director titular de orquesta de Salta desde el año 2001, organismo que en poco tiempo ha ganado la consideración del público y la crítica. Precisamente en ese mismo año lo norteamericano entrevistamos en Salta y es por eso que en el reportaje que sigue hay referencias aquel tiempo.

    MJB: Había muchos extranjeros en la Orquesta Provincial de Salta, luego de ese final del año 2001, tan incierto en materia económica, esos extranjeros siguieron en la orquesta?
    F.I.: La gran mayoría está allí, solo partieron un matrimonio búlgaro que esperaba hacía tiempo volver a Bulgaria y otro que también esperaba desde mucho antes viajar a España. Ha habido gente que ha ingresado de otros países, un chileno por ejemplo. No hubo deserción por esa razón, si ha habido recambio entre los argentinos, por sobre todo, porque entre los músicos jóvenes existe la apetencia por irse a Buenos Aires, yo estuve en el Festival Argerich en estos días y me contaban de los problemas que hay en las instituciones orquestales, por lo tanto, no se dan cuenta de lo que tienen en su orquesta, porque el hecho de ser una orquesta de provincia no quiere decir que no tenga calidad, más en Salta donde la estructura de sueldos de la orquesta es buena, y sumado al costo de vida de Salta debería ser el mayor aliciente. Yo no digo que hay una deserción pero a veces me preocupa que una persona que tiene un cargo bastante bueno, como por ejemplo ser solista de su sección, se vaya a tocar en la fila de una orquesta en Buenos Aires. Pero fuera de esto, que se observa también en Córdoba, en Rosario, la orquesta hoy tiene 90 músicos, es decir más que en el 2001

    MJB: ¿De estos años de actividad con la Orquesta de Salta que rescata?
    F.I.: Primero que la calidad de la orquesta ha ido en ascenso, y así lo corroboró Marta Argerich que es la segunda vez que va a tocar con nosotros, este año cuando terminó el primer ensayo del concierto de Ravel en Sol Mayor, se paró y le dijo a la orquesta que no tenía nada que envidiarle a la Boston Symphony, ella había tocado el mismo concierto con esa orquesta dirigida por Charles Dutoit en Taglewood (EEUU). Obviamente a todos nos sorprendió, aunque debo decir que a mi parcialmente porque yo sabía como estaba preparada la orquesta y lo que le significaba ese concierto porque la de Boston está acostumbrada a tocar con esos artistas consagrados, esos elogios significaron también que volverá a tocar con nosotros. Buenas opiniones también tuvieron Alberto Lisy y otros artistas consagrados que han estado en Salta. Este aspecto que tiene que ver con la destreza, con la calidad lo rescato junto a otras actividades como la proyección que la orquesta ha tenido con el Concierto del Teatro Colón en el 2002, luego en Bariloche, recientemente en el concierto en el Encuentro Cultural de las Tres Fronteras en Paraguay y los viajes por toda la provincia porque es una de las actividades más importantes, este año tocamos en Metán, en Rosario de Lerma y en casi toda la geografía de la provincia. Además, por otro lado, también rescato la diversidad del repertorio en el que he hemos seguido incluyendo obras que son más conocidas por un público que a veces no tiene la posibilidad de ir a un concierto sinfónico, como cuando hicimos este año la Suite para Charango y Orquesta de Jaime Torres con él como charanguista, también hicimos un homenaje a Cuchi Leguizamón. Siempre hemos tratado de darle la mayor amplitud al repertorio. Y también debo rescatar la identificación que el público tiene con la orquesta porque siempre la sala está llena en cada concierto

     Concierto de la Orquesta sinfónica de Salta en su sede de la Casa de la Cultura de Salta, 2001

    MJB: ¿Siguen asistiendo las escuelas al ensayo de los Jueves?
    F.I.:Es muy común una o dos escuelas en los ensayos generales, y también los ensayos son abiertos así que el quiere ir va.

    MJB: ¿Ud. vivía en Mérida, que también es una ciudad andina, suele volver con asiduidad a Venezuela?
    F.I.: Los últimos años en Venezuela vivía allí pero soy de una ciudad que se llama Carora, donde terminan los Andes, con un clima como el de Cafayate. En Mérida dirigía la orquesta sinfónica de esa ciudad. Por lo menos vuelvo a Venezuela una vez al año para dirigir, estuve hace una semana para dirigir a la Orquesta Nacional de Venezuela inaugurando la Temporada y en Febrero con la Orquesta Simón Bolívar.

    MJB: ¿En Argentina que otras orquestas ha dirigido?
    F.I.: He dirigido la orquesta Bahía Blanca, la provincial de Santa Fé y tengo una invitación para dirigir en Tucumán.

    MJB: ¿Cómo ha encontrado a nuestra sinfónica provincial (de Rosario)?
    F.I.: He encontrado una orquesta con un trato muy cordial hacia el director, cuestión que no siempre se dá. Yo, aquí, tenía un amigo nada más, el maestro Juan Curaba, (con quien compartimos el jurado para seleccionar a los integrantes de la orquesta en Salta cuando se fundó) pero he encontrado un ambiente muy cordial. Ya me lo habían dicho, porque aquí estuvo mi amigo y compañero Eduardo Alonso Crespo
    , lo que lamento es la situación salarial que tienen las orquestas que es lo que origina que haya esos éxodos, desearía que se recompensara mejor la labor el músico profesional, pero a veces en nuestros países es tan difícil convencer a los gobiernos. Volviendo a la orquesta de Rosario, la sección de maderas yo la calificaría de muy buena, la orquesta en general es muy profesional y afronta un repertorio difícil de manera prolija y valiente.

    Las Orquestas de Niños
    Hace un tiempo, (siempre refiriéndonos a aquella entrevista con el maestro Izcaray en el 2001), existía una idea incipiente para formar una orquesta de niños en Salta: “Esa idea está más firme porque se ha formado una orquesta infantil y juvenil de manera espontánea, como se fundaron los primeros núcleos del movimiento venezolano. Algunos de los músicos de la orquesta sinfónica han estado encargándose, sin cobrar un centavo, de preparar una orquesta de niños con algunos alumnos de la escuela provincial y con otros que han estado aprendiendo un instrumento. Creo que el año que viene puede haber un impulso a la formación institucional y de un movimiento de orquesta. Yo siempre tengo la experiencia de Venezuela pero no lo puedo demostrar sin tener las herramientas, y estas son las dotaciones de instrumentos para los niños que no tienen dinero para comprarse los instrumentos. Ha habido iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Nación y se está proveyendo de instrumentos a orquestas y hay colaboraciones de organismos internacionales. Ya los chicos han dado algunos conciertos y han mejorado rápidamente.”

    MJB: ¿Tengo en tendido que en Venezuela fué una política de estado el movimiento de orquestas juveniles, en la Argentina hay algunos casos interesantes pero que recomendaciones haría Ud. desde su experiencia?
    F.I.: Lo que sucedió en Venezuela es que se creó primero el movimiento de orquesta juveniles, podemos seguir el ejemplo de Venezuela y convertirse como allí en una Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles, esto es una fundación estatal que puede conseguir fondos nacionales y del extranjero, que tenga una coherencia central, no un centralismo, que canalice y provea a los distintos núcleos, que la orquesta juvenil que se forme en Rosario fuera pertenecer o asociada al movimiento o a la fundación que podría estar en Rosario o en otra ciudad, no necesariamente en Buenos Aires.


    María Josefina Bertossi
    Rosario – Argentina
    19 de Octubre de 2004



    Contáctese con la Redacción de Entre Notas [click aquí]

0 0 votos
Article Rating
Avisarme de otros comentarios
Avisarme de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
COMENTA! Me encantaría conocer tu opiniónx