A raíz de la preocupación de los músicos locales por los ciclos municipales de Música Clásica* que ya desde antes de la Pandemia, no habían sido programados,  entrevistamos a Dante Taparelli, Secretario de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, cargo en el que se desempeña desde hace 4 meses y medio. Al respecto, expresó que su idea «no es solamente que se hagan esos  ciclos sino que se hagan más grandes y permanentes», buscando sponsoreo y también, agregó su idea de un fondo Anti-cíclico.

 

 

 


* Los ciclos de conciertos auspiciados por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, comenzaron a desarrollarse en el año 1995 en distintas salas municipales como la Biblioteca Argentina, C. C. Roberto Fontanarrosa, el CCPE, Museo Castagnino, La Comedia, Museo Estévez, entre otros, o en espacios convenidos con instituciones particulares como el Centre Catalá de Rosario o el Foyer del Teatro El Círculo.  En los mejores años, probablemente entre el 2005 y 2009, solo en la Biblioteca Argentina se programaban unos 12 conciertos por mes. Allí se dieron cita los distintos géneros  que se  agrupan comúnmente bajo la expresión «música clásica»: recitales de ópera, pianistas y guitarristas solistas, cantantes, dúos, tríos, cuartetos, ensambles, coros, distintas formaciones para un amplio repertorio (música antigua, barroca, clásica, romántica del S XIX, siglo XX que no solo sirvió a los intérpretes locales (de trayectoria y noveles) sino muy especialmente a la divulgación musical de los compositores más conocidos y de los menos, como los contemporáneos y locales que en muchos casos estrenaban mundialmente sus obras. Esos ciclos de conciertos se articulaban con otros acontecimientos como el Festival Argerich, las 4 ediciones del Oboefest, los festivales de Música Contemporánea Internacional,  entre otros. La función que esos espacios de los músicos locales cumplió durante 25 años, fue señalado en muchas ocasiones, por otros visitantes foráneos, con sana envidia.

Los ciclos se dejaron de programar para la Temporada del año 2020, mucho antes del comienzo de la Pandemia, entendemos que nada de eso puede restituirse ahora, por razones sanitarias, pero sí informarnos de la razón por la que mucho antes no se programó.

Por todo esto, por esa relevancia y significación, realizamos esta entrevista.

 

De la entrevista que tiene 39 minutos en total y que reproducimos íntegramente en nuestro canal de You Tube, extrajimos los tópicos que consideramos están mas relacionados con el tema que la motivó.

Dante Taparelli comienza expresando con respecto a la pandemia que «es una oportunidad para separar la paja del Trigo y empezar a hablar con razonabilidad y con coherencia, no podés hacer un asado si lo único que tenés es un limón seco en la heladera, y entonces, con ese principio básico de la realidad empezar a planificar,  tengo esperanzas de que las cosas  van a cambiar de que no todo vá a seguir siendo igual y que en algún momento por precipitación las cosas se van a acomodar. Estamos en el medio de la Tormenta». (en el 0:47 de la entrevista)

Sobre la falta de programación de los ciclos de conciertos y la preocupación señaló:

«En el cambio del gobierno nacional anterior, se destapó una catástrofe económica, que ya venía . . . fue una catástrofe política, durante 4 años el país se desfinanció, se destruyó . . .  la ciudad, la provincia recibieron menos dinero, cambió después la administración, eso es una análisis de la realidad. 
. . . Lo que vengo escuchando en cada reunión de gabinete es `catástrofe económica´, ese es el limón en la heladera, después las decisiones de qué, cómo y dónde se recorta es otro tema. La Pandemia le sumó más catástrofe porque el 70% de la Municipalidad fe a a para a Salud, los secretarios anteriores tenían 4, 5, 6 millones para subsidios, yo tengo $150.000. Ante esa realidad, lo primero que hice fue convocar a gente para una oficina de sponsors para que algunos eventos, festivales reconvertidos en algún sentido se puedan seguir haciendo». (en el 4:20 de la entrevista )

«Para mi la música clásica es fundamental. El problema de los festivales es que nosotros organizamos festivales en vacas gordas, quiere decir que el Estado se hace cargo de un montón de situaciones (cachet, técnica) que hoy es inviable, y  lo será por mucho tiempo y parece que ya era inviable desde antes y se sostuvo como se pudo. Lo que yo digo es cómo puede ser que  como una ciudad como Rosario, la que planifica el Puerto de la Música no tenga un sistema de crisis.

«La manera que yo tengo de responder, no es ahora porque estamos en una enorme tormenta pero planificamos el tríptico de la música, son tres festivales grandes  (no con este nombre) el Folklorazo, en agosto, tres días en las quebradas del Saladillo desde la cascada hasta la Circunvalación,  producido publico-privado como hice el carnaval de Scalabrini Ortiz . . .donde estarán todas la peñas, los Centros tradicionalistas las academias de folklore».  (en el 8:22 de la entrevista).

De acuerdo a lo completado por Taparelli, este concepto se replicará para el Tangazo y el Rockazo descentralizándose, y empezando desde los barrios.

También observó sobre la gratuidad de las actividades y que los hechos culturales tienen que ser sustentables, tienen que transformarse en un hecho económico.

«En convenio con la provincia hemos logrado subsidiar a los 95% de los colectivos,  el otro 5% es gente que no se ha registrado. No vamos a volver a lo mismo, es imposible, tenemos la gran ventaja de que Rosario es una ciudad que ha apostado a la estructura para el artista, el cinturón cultural de río, el CCPE, centros de distrito, los cines, teatro en los barrios, hay mucho ámbito, hay que esperar que pase el chubasco tratar de sobrevivir en esto, en la gestión de los secretarios anteriores hubo obra pública, ni se me pasa por la cabeza, lo que quiero hacer es salvar a los artistas, convocarlos a que sin demasiada letra, ir a lo concreto y hacer un refinamiento y buscar la fórmula… No tenemos plata pero tenemos una infraestructura d e la ostia esperando, regulando esperando que pase la Tormenta»  (en el 15:07 de la entrevista ).

Al señalar que en realidad la preocupación del sector de los músicos clásicos es que de repente no se habló de la falta de esa programación comentó  

«Me  toca a mi hablar de ese tema y me toca hacerme cargo de situaciones no resultas anteriormente. Respecto a lo clásico, hay muchos traslados, ascensos, cambios, recién estuve con el organigrama que no armé yo, lo heredé  y me pareció óptimo, algunos programas los resignifiqué, es lo mismo pero mejor. El tema de nuestras orquestas municipales, estamos repotenciándolas, queremos generar mas orquestas barriales de chicos, estamos largando fuentecitas para conciertos clásicos y de música de cámara…» (en el minuto 18:05 de la entrevista)

«Yo sé de la valía de la música clásica, tenemos que acomodar las fichas, hay que ceder de ambos lados y las orquestas tienen que acostumbrarse a que el mundo cambió y que con los cuidados del caso, hay que salir del ámbito del teatro, del claustro. Ir en busca de la sociedad, en las plazas como hacían nuestros bisabuelos, por eso las plazas en Santa fe tiene sus teatrinos,  y eso de salir, también es parte de esta misma tragedia». (en el minuto 19:59 de la entrevista)

«Tengamos nuevas ideas, vamos por otras maneras de  conservar el placer, la misma relación, por ese feedback que se dá entre la música y la gente». (en el minuto 24:10 de la entrevista)

Al respecto de los contratos adeudados (del 2019 ) expresó que «eso es parte de la catástrofe económica,  se están llegando a acuerdos, se está reuniendo todo y se  están cumpliendo lentamente, sacando todas esas facturas». (en el minuto  25:10 de la entrevista)

Nadie afuera

«Me tocó comandar el Titanic, ya sabiendo que hay un iceberg en el camino, entonces lo que hago es convocar a los artistas para estar atentos, no para pelearnos porque yo soy artista, siempre dije que soy `dis-funcionario´ porque buscaba nuevas maneras que no estaban en el librito de la política y por eso creo  que he tenido consenso en la ciudad. El horizonte mío es el trabajo. En estos 4 meses, con tres de tragedia,  armamos dos oficinas una de legales  y otra de producción, el problema es netamente económico».(en el minuto  26:10 de la entrevista)

Un Fondo `anti-cíclico´

Sobre el final de la Entrevista Taparelli aseguró: «Mi idea no es solamente que se hagan esos ciclos sino que se hagan más grandes y permanentes sin plata por ahora pero como vengo del mundo privado, sé lo que es el sponsoreo, el capital donado es el desgravado en impuestos, vamos por ello. Tengo esperanzas en que el país como tantas otras veces, reflote, y ahí, voy a proponer que se descuente, en algún área (no sé cuál ahora), para generar un fondo `anticíclico´, una cuenta pública. En tres años  y si vuelve a suceder esto que los artistas tengan un fondo para sustento de la cultura de la ciudad».

 

María Josefina Bertossi

Publicado el 20 de mayo de 2021
desde Rosario – Santa Fe – Argentina


Un comentario en «Entrevista con Dante Taparelli sobre los ciclos de conciertos municipales»
  1. Excelente reportaje, María Josefina; sigamos apostando a la música clásica y a la cultura en la ciudad. Saludos. Raúl

Deja un comentario