A partir de la decisión primordial de restauración de su piano de cola Steinway, una  institución rosarina ha sumado uno de sus  preciados espacios al circuito de salas de concierto de Rosario. La música , en esta ocasión, es solo una excusa para hacer referencia a la Asociación de Mujeres de Rosario (ex Consejo de Mujeres),  cuya biblioteca es decana de las bibliotecas populares.  Al los pocos meses de su fundación en 1925 ya funcionaba en su sede actual de 3 de febrero y Buenos Aires. Su origen se relaciona con una ley de la Presidencia de Sarmiento.  Sus  propósitos hablan de mujeres que pretendían con sus convicciones, dejar obras a la comunidad local, entre otras un gran acervo de lectura. Su historia muestra esa impronta de orgullo, decisión e independencia propio del espíritu emprendedor rosarino.

 

 

 

 

 

Llegué al, lugar un lunes casi a mediodía, cuando las integrantes de Comisión Directiva terminaban su reunión semanal en una sala contigua al hall de la Biblioteca, inmediatamente me indicaron con quien conversar para rescatar esta historia de libros y mujeres.

Ingreso a al Biblioteca por calle de 3 febrero al 700

Ex-Bibliotecaria y, en varias oportunidades, presidenta de la Comisión Directiva de la Asociación de Mujeres de Rosario, Clides Gajate,   relata con entusiasmo:

“Desde de Buenos Aires (las integrantes del Consejo de Mujeres de esa ciudad) le pidieron a la  poeta  Prof.  Alcira Olivé que creara el Consejo de Mujeres en Rosario que comenzó a reunirse en la Biblioteca Argentina. Con un préstamo se compró la casa, era la época en la que el marido tenía que darle autorización a la mujer para hacer una compra, y era para esta  casa,  en 3 de febrero y Buenos Aires (en la ochava Noroeste). Y tenían una serie de talleres, cursos, además del Secretariado y Maestra de Arte Decorativo».

«En la década de los años 40 se creó la escuela por la que se recibía  un subsidio. Por la creación de la escuela,  Buenos Aires se enojó pro esa actitud independiente, por eso la instituciones se separaron y dejó de llamarse Biblioteca del Concejo de Mujeres y empezó a llamarse Biblioteca y Escuela del Consejo de Mujeres. Todavía, sin embargo en la actualidad muchos somos los que la seguimos llamando Biblioteca del Concejo de Mujeres, y ami encanta ese nombre”, nos confiesa con picardía.

“El material que recibió esta biblioteca pertenecía a la Biblioteca Popular Mariano Moreno, ya anteriormente a otra Biblioteca Popular creada a partir de una ley del Presidente Sarmiento”

Aquí, debo remitirme a los datos del historiador Angel De Marco (h) quien en un artículo publicado en la Revista Institucional N°1520 de la Bolsa de Comercio de Rosario en el año 2013, explica que siendo Domingo F. Sarmiento, Presidente de la República Argentina, en 1870 envió al Congreso de la Nación el proyecto de creación de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, originando así una ley que se mantuvo en vigencia hasta 1996 cuando fue reemplazada por otra conocida como CONABIP Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares. El  Gobernador Iriondo hizo cumplir en el siglo XIX en la provincia de Santa Fe,  aquella ley de Sarmiento para la creación de Bibliotecas Populares y  se creó en Rosario en 1872, funcionando en Comercio y San Juan (hoy Laprida y San Juan),  la “Biblioteca Popular de Rosario” a cargo de distintas  personalidades de la política, cultura y sociedad local, pero padeció problemas por escasos subsidios hasta que finalmente traspasó su acervo a la Biblioteca Popular Mariano Moreno (con la que se fusiona en 1926),   comenzando a funcionar en los altos del Mercado Central de la hoy Plaza Montenegro.

El rápido crecimiento del Consejo de Mujeres hizo que un tiempo después “asumiera el cuidado de uno de los patrimonios culturales más valiosos de la joven ciudad: el fondo documental (bibliografía y hemeroteca) atesorado por la Biblioteca Popular Mariano Moreno, perteneciente a la primera Biblioteca Popular de 1872. El 27 de mayo de 1926 se concretó la fusión legal de las dos instituciones. La historia de la ciudad fue así preservada para las nuevas generaciones” afirma el historiador Miguel Angel de Marco (h).

 

La  Señora Ramona Ortiz de Colombre quien fuera presidenta desde 1929 a 1947, tuvo la idea de construir la actual sala de lectura en el jardín de la planta original de la casona. Y por esto, la entidad recibió de su familia y en su memoria, una donación para  la concreción de las obras.

 

La sala de lectura se construyó de tal manera para sirviera de espacio para actividades culturales. Como secretario de la Asociación trabajaba aquí el escritor Nicolás Rosa quien promocionó mucho la actividad literaria y Clides recuerda su asombro cuando un día ella entró a la biblioteca y se encontró con que la escritora Marta Lynch había venido de visita a la Biblioteca y charlaba cómodamente allí con Nicolás Rosa y otros .

“Aquellas mujeres traían el mobiliario, el piano, las arañas desde sus casas que hoy forman las reliquias de este lugar. La intención de ellas era no solo una biblioteca sino un espacio para conferencias, charlas, teatro y conciertos, un objetivo amplio”.

 

Clides nos recuerda que “La Federación Santafesina de Bibliotecas Populares, a la que pertenen,  se creó aquí mismo”. En la foto de perfil, está Clides hablando en una reunión de esa Federación celebrada en la Biblioteca de la Asociación de Mujeres de Rosario.

 

Asociación de Mujeres de Rosario, hoy

En la actualidad la Biblioteca y la Escuela N° 440 adscripta a la enseñanza oficial dependen de la Comisión Directiva de la Asociación de Mujeres de Rosario.  A partir de la  Resolución del Consejo Federal de Educación N° 84/09, las modalidades son Economía y Administración y Ciencias Naturales,  con alrededor de 500 alumnos y el ingreso a las escuela es por calle Buenos Aires 1290.

 

 

La biblioteca cierra a las 18 para que se pueda aprovechar la sala para actividades culturales con público general. Su ingreso es por calle 3 de febrero al 700.

La Comisión Directiva en la actualidad la integran mujeres que han sido profesoras de la institución: Graciela Cotonat, Clides Gajate, Mirta Torti, Mónica Zeballos, Susana Depalma, Nelly Bersani, Elba Crisci, Edith Decotto, Ana María Ligresti, Marymil Gorosito y Silvia Torres.

 

Y allí , el Steinway

Hace unos meses el afinador Mauricio Echeverri restauró el Steinway & Sons a propuesta del pianista Ezequiel Bodetto consultado por Silvia Torres, integrante de la actual comisión directiva. El concierto inaugural con ese piano restaurado se realizó el 19 de octubre pasado con la participación desinteresada de distintos intérpretes rosarinos. Desde esa fecha hasta hoy vienen organizándose recitales, periódicamente. El piano fue una donación que realizó Federico Molina en memoria de su esposa Isabel Salvá de Molina.

 

También es justo señalar el aporte musical durante varios años, anteriormente a la restauración del piano, del Coro Voces en Alto bajo la dirección Patricia Mastrángelo,

Desde la música o hacia la música podemos contar muchas historias, como esta. La restauración de un piano, en una sala de lectura de una biblioteca en Rosario fundada por el deseo de mujeres que hoy otras mujeres heredan y siguen concretando.

 

Presidentas de la Institución por orden cronológico

María Hortensia Echesortu de Rouillón (1925/1929)
Ramona Ortiz de Colombre (1929-1947)
Flora Basaldúa de Sánchez Granel (1948)
Susana Colombres de Rouillón Echesortu (1948/1956)
Raquel Colombres de Grasso Grognet (1956/1964)
Elena Fidanza de Castagnino (1964/1972)
Susana Marc de Salvador (1972/1980)
Amanda Antelo de Giacosa (1980-1982)
María Esther Álvarez de Escudero (1982/1986)
Clides C. Gajate (1986/1994)
Ana Mabel Perrone de Martínez (1994)
Clides C. Gajate

 

Fuentes complementarias para este artículo: 

-La Biblioteca de la Asociación del Consejo de Mujeres El legado de un empeño 
secular de educación popular HISTORIA Miguel Ángel De Marco(h)
http://www.bcr.com.ar/Pages/Publicaciones/inforevista.aspx?IdArticulo=189

- Escuela Maria Bicecci  https://escuelamariabicecci.wixsite.com/bicecci

-Escuela Maria Bicecci  http://escuelamariabicecci.blogspot.com/p/institucional.html

* El título "admirables damas" es cita de la declamación de la actriz María Sofía Kus
srow, del Conservatorio Nacional de Buenos Aires, en el Consejo de Mujeres de Rosario 
en 1929.

 

María Josefina Bertossi
6 de diciembre de 2018
Rosario – Santa Fé – Argentina

 

 

 


Deja un comentario