Anton Diabelli, compositor, pianista y editor de música austríaco escribió, en el año 1819 un vals con el objetivo de entregárselo a los pianistas más célebres de la época para que escribieran su variaciones. Así le hizo llegar su partitura a Liszt (quien por entonces tenía 11 años), a Czerny, y a Ludwig van Beethoven. Este último se tomó 4 años para escribir 33 variaciones que constituyen la más grande obra para piano. Así, lo considera también el pianista Maestro Alexander Panizza quien las interpretará y comentará este viernes 18 de octubre a las 20 en la Biblioteca Argentina, Pje Alvarez 1550 con entrada libre y gratuita. El intérprete (en el 2010 presentó la Integral de Sonatas de Beethoven en Rosario) señala que «las variaciones están llenas de citas y guiños a diferentes compositores y a él mismo» pero los detalles de todo esto, los comentará en el recital que será exclusivamente dedicado a esas Variaciones.

 

17 de octubre de 2019
Rosario – Santa Fe – Argentina


Deja un comentario