El conjunto residente del Museo Isaac Fernández Blanco que cuenta con la dirección musical de Ramiro Albino ofrecerá dos conciertos: el Jueves 13 de abril a las 20.30 en el Festival de Música Virreinal “Santa María de las Conchas” que se celebra en la Parroquia Inmaculada Concepción – Liniers 1560, Tigre titulado: «Lacrimarum Terra- El dolor de ser y el dolor de no ser en el Virreinato de la Nueva España»;  y el sábado 15 de abril a las 12.30 en el Festival “Camino del Santo”,  en la Catedral de San Isidro – Av. Libertado 16900 – San Isidro, titulado «A cantar todo gargüero… Villancicos de Juan de Arauxo.  Ambos con Entrada libre

Concierto Lacrimarum Terra – jueves 13 de abril
El dolor de ser y el dolor de no ser en el Virreinato de la Nueva España

Obras de Pedro Bermúdez (1558 1605) (Kyrie de la Misa de Feria, entre otras) , Gabriel García de Mendoza (siglo XVII), Gaspar Fernández (1566 – 1629), Fray Felipe de la Madre de Dios (1626 – post 1675)

Integrantes del conjunto Capilla del Sol en el concierto “Lacrimarum terra”
SILVINA SADOLY, soprano
ADRIANA SANSONE, soprano
VERÓNICA CANAVES, alto
MATÍAS TOMASETTO, tenor
GONZALO CUADRA, tenor
PABLO PICCINNI, bajo
RAMIRO ALBINO, flauta
EVAR CATIVIELA, vihuela de mano
EDUARDO RODRÍGUEZ, bajón
JUAN BELLAGAMBA, viola da gamba
IRENE CHAINA, violone
FEDERICO CIANCIO, órgano

Dirección musical: Ramiro Albino
Coordinación: Jorge Cometti y Leila Makarius

Capilla del Sol, en una de sus presentaciones en el Teatro Colón de Buenos Aries

Sobre el programa para lacrimarum terra por Ramiro Albino:

Dentro del sistema colonial español, fuertemente dominado por cuestiones raciales y religiosas heredadas de la búsqueda de la “limpieza de sangre” del ocaso del medioevo hispano, se otorgó privilegios a aquellos nacidos en España, y se instauró un complejo sistema de castas, donde cada mezcla racial ocupaba su lugar, que siempre estaba por debajo de aquellos súbditos de la corona nacidos en Europa.

En las colonias de Indias vivían europeos, nativos americanos y negros, además de todas las mezclas posibles entre esos tres grupos. Cada uno sabía bien qué lugar ocupaba, a qué podía aspirar, y a qué sitios no llegaría nunca, porque todo era modificable, excepto el lugar de nacimiento y el origen de los padres.

Este programa presenta una serie de obras que se escucharon en el Virreinato de la Nueva España. Unas tienen como protagonistas a los esclavos africanos, que sólo durante la noche de Navidad tenían un rol especial en medio del tejido social colonial; y las otras son piezas litúrgicas, de las que se escuchaban en las catedrales durante los oficios, todas ellas pidiendo la misericordia divina, porque en el fondo, y más allá del color de la piel de cada uno, ante Dios todos eran culpables.

 

Concierto A cantar todo gargüero (15/4)
A cantar todo gargüero…

Todas las obras vocales son de de Juan de Arauxo (Villafranca, España, 1646 – Sucre, Bolivia, 1712)

Integrantes del conjunto Capilla del Sol en el concierto
“A cantar todo gargüero…”
ADRIANA SANSONE, Soprano
SILVINA SADOLY, Soprano
VERONICA CANAVES, alto
MATIAS TOMASETTO, Tenor
RAMIRO ALBINO, flauta
EDUARDO RODRÍGUEZ, bajón
EVAR CATIVIELA, vihuela de mano
FEDERICO CIANCIO, clave y órgano

Dirección musical: Ramiro Albino
Coordinación: Jorge Cometti y Leila Makarius

Sobre el programa «A cantar todo gargüero…» por Ramiro Albino

Juan de Arauxo nació en Villafranca, España, en 1646, y llegó a Lima siendo joven junto a su padre, que era funcionario del Conde de Lemos, Virrey del Perú.

Hacia 1670 fue nombrado maestro de capilla de la Catedral de Lima. Cargo que mantuvo hasta 1676. De allí viajó a Panamá y probablemente a Guatemala para regresar luego al Perú. Allí tuvo un contrato como maestro de capilla de la Catedral de Cuzco y, finalmente en 1680, de la Catedral de La Plata (hoy Sucre) donde permaneció hasta su muerte en 1712.

En el archivo de la Catedral de Sucre se conserva la mayoría de sus obras, religiosas y profanas, todas ellas de gran calidad, que reflejan el intenso trabajo que desarrolló en esa ciudad durante los 32 años que se desempeñó como maestro de capilla. La ciudad era culta y rica, próxima a las minas de Potosí, pero enclavada en un sitio mucho más amable. La capilla musical de esta villa era nutrida, y se sabe que llegó a contar con hasta cincuenta integrantes.

Su estilo compositivo es netamente español: composiciones con fuertes juegos rítmicos, texturas policorales, y contrapunto conservador. En su música no hay violines, más propios del barroco italiano.

 

de abril de 2017
Rosario Santa Fé – Argentina


Deja un comentario