El joven pianista venezolano radicado en Holanda, Javier Rameix, ha presentado su primer trabajo discográfico: “Impressões”, en formato físico y digital, y gratis en Spotify. Es un trabajo dedicado íntegramente a la música latinoamericana, con obras de Ginastera, Villalobos, Moleiro, Castellanos y Hernández: “el repertorio latinoamericano es, en este momento, lo mejor para aportar al mundo musical. Schumann, Beethoven y todos los grandes ya tienen a famosísimos maestros que los han interpretado” comenta Javier Rameix.

El nombre del CD (sello Ibs classical)  nace de “Impressões seresteiras” de Villa-Lobos, unas de las obras del disco y que significa “canciones de una serenata”, las que el compositor cantaba por las noches de Río de Janeiro. “Qué mejor imagen que canciones, pasión y amor por la naturaleza”, comenta el joven artista.
Para Javier fue muy importante descubrir las obras de Alberto Ginastera. “Son muy descriptivas, llenas de folklore y símbolos de identidad. Me impresionó el lenguaje musical, ya que es capaz de escribir obras de gran nivel armónico y sin embargo escuchas, ves y hueles a la Argentina. Su música refleja el amor que tenía por su país”.

El programa del disco se completa con música venezolana, obras que viene tocando y bailando desde su infancia. El joropo viene de los llanos venezolanos y se suele tocar con arpa, maraca y cuatro. Esta música le recuerda los viajes por el interior de Venezuela, siempre acompañados de la comida típica: arepa, cachapa y sancocho (sopa de res).

Sobre Javier Rameix (su sitio web)

 

El disco se puede escuchar aquí 

Javier empieza sus conciertos como solista a los 12 años con la Orquesta Sinfónica de Aragua y es convocado por el Maestro José Antonio Abreu para presentarse con la Orquesta Teresa Carreño en Caracas. Actúa como solista en Europa y Sudamérica con distintas orquestas y ofrece innumerables conciertos, celebrados en las salas más importantes de Holanda, España, Francia, Bélgica y Alemania. AMPLIAR.

 

28 de enero de 2021
Rosario – Santa Fe – Argentina


Deja un comentario