Con un saldo positivo gracias a todos los que tuvieron la palabra y considerable número de público representando todos los géneros musicales, tuvo lugar el primer encuentro que contó con la participación de la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de Rosario.
Próximo: Lunes 31/7 José Luis Castiñeira de Dios, Ley nacional de música – Hora 19 Centro Cultural Bernardino Rivadavia

En la sala más amplia del Centro Cultural Bernardino Rivadavia se reunieron los músicos de todos los géneros convocados por el Sindicato de Músicos de Rosario para el ciclo “Participación con eficiencia” con el fin de crear en Rosario un polo de opinión con las cuestiones de la actividad musical. La reunión que comenzó con atraso, contó con la presencia de Claudio Rosa (Secretario General) y Hugo Vitantonio, ambos del
Sindicato de Músicos de Rosario
, para presentar a la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de Rosario Dra. María de los Ángeles (Chiqui) González.

La organización de este tipo de encuentros es sumamente positiva si tenemos en cuenta la disposición de un funcionario público dispuesto a intercambiar ideas con el sector musical y también porque los actores de este sector pudieron plantear sus inquietudes.

La vida musical del municipio
Ese fue el título de la charla que Chiqui González reconoció como pretensioso. Recordó que en la cartera de cultura municipal ella se desempeña desde hace 10 años cuando asumió la dirección del Centro de Expresiones Contemporáneas, y que asumió “casualmente y no tan casualmente el 8 de Marzo de este año, día de la mujer y que su gestión será hasta diciembre de 2007”.

Antes de llegar al punto en cuestión (la música en el Municipio) comentó distintos aspectos de la cultura del hombre contemporáneo, hasta referirse a la percepción del tiempo y el espacio, acción relacionada con la música, “un lugar donde no hay una cabeza para una cosa y otra cabeza para otra, porque esa percepción no se divide, no se fragmenta”.

Reconoció que son los municipios lo que han salido a satisfacer las necesidades culturales, educativas, de salud, y que esto tiene que ver con la crisis que en el mundo atraviesa el concepto de Estado-Nación, pero “la administración de la las políticas públicas en cultura necesita un marco legal adecuado a sus particularidades”.

Finalmente para caracterizar la gestión cultural del municipio dijo: creemos, en la revalorización de lo público, en la multiculturalidad, en la recuperación del imaginario social, en la selección para el equilibrio de las manifestaciones, en el fomento de todas las manifestaciones culturales, en defender las industrias culturales, en la construcción grupal y colectiva. En nuestras debilidades puedo señalar la falta de legislación, necesitamos inversiones para estructuras edilicias, mejorar la administración cultural, por ejemplo para cobrar antes y también una ley de mecenazgo.

Reclamos
A la hora de la participación del público, es decir los músicos, hubo algunos reclamos relacionados con la editorial discográfica de la municipalidad en lo que respecta a la circulación del material grabado por los músicos rosarinos. Por otro lado, se cuestionó la procedencia (de Buenos Aires) de los miembros del jurado en las competencias de tango.

Sin dudas el tema recurrente fue la cuestión de la difusión de los espectáculos musicales. Varios músicos hicieron hincapié en la desmedida difusión que tienen las figuras naturalmente convocantes y la falta de esa difusión del trabajo de los músicos locales. Muy especialmente esa falencia se apuntó en los canales de TV Abierta (canales 3 y 5 de Rosario) y en el diario La Capital de Rosario. Obviamente este no será un tema que directamente pueda ser solucionado desde la Secretaría, tal vez sí indirectamente.

La cultura y la administración pública

Previamente, para presentar a la secretaria de cultura municipal, Hugo Vitantonio habló de un “Estado nacional desertor” ( a la hora de repartir la suma del presupuesto en el interior del país) y de “un estado provincial desertor que tiene un presupuesto que se gasta mayoritariamente en sueldos y que se administra en la capital de la provincia. Hay provincias, en cambio, que ya lo han definido por ejemplo: Santa Cruz en el 2001 destinó 25 millones de pesos para levantar centros culturales en todo su territorio. Otro caso es el de San Luis, o el de Salta con su organismo sinfónico que interesó una inversión importante, en una lugar donde no había tradición sinfónica, ni numerosas escuelas de música que proveyeran músicos”.

Luego señaló la diferencia de situación que se vive en Rosario desde 1983. “Aquí el estado municipal desde esa fecha ha ido a la inversa de la provincia, con un crecimiento fascinante.

Vitantonio celebró que por primera un funcionario de primer nivel municipal accediera a acercarse a los músicos y, finalmente, remarcó la particularidad del ámbito cultural en la administración pública, “donde el hacer vá en tren bala y la administración tratando de subirse en el último vagón, por eso es importante poner allí personal idóneo, preparado para esto”.

María Josefina Bertossi
25 de Julio de 2006
Rosario – Argentina


Deja un comentario