Con motivo de celebrarse los 250 años del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), la ciudad de Rosario tendrá su ciclo de conciertos dedicados a las obras del “genio de Salzburgo” en la sala de la Biblioteca Argentina. El primer concierto estará a cargo del quinteto Municipal de Vientos y de la pianista Alicia Correas quien se refiere al músico austríaco.

En los países del hemisferio Norte los festejos por el aniversario tuvieron su momento culminante cerca de la fecha del nacimiento de Mozart, el día 27 de Enero, coincidiendo así con el momento pleno de la temporada 2005/06 en esas regiones. En nuestro país la Temporada comienza por estos días y con ella los conciertos alegóricos.

Desde la Coordinación Musical de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario el ciclo de conciertos que se desarrollará a lo largo del año estuvo planeado desde hace varios meses con la seguridad que la respuesta del público será como siempre con su nutrida concurrencia.

El primer concierto, este Sábado 25 de Marzo estará a cargo del Quinteto Municipal de Viento, (Juan Curaba (Flauta), Alfredo Pérez (Oboe), Esteban Pendido (Clarinete), Darío Frontutto (Corno) y Susana Schlaen (Fagot)) y la pianista Alicia Correas. Detalles ver Agenda 2006

¡Cómo explicar a un genio semejante!
Así dice Alicia Correas cuando se refiere a Mozart, cuyas obras interpretará en el primer concierto del ciclo, ”por sobre todo, es dueño de todas las combinaciones sonoras posibles y al mismo tiempo domina perfectamente todas las formas musicales existentes en su época.
El secreto de la genialidad mozartiana es su dominio de la música.
Mozart nunca se conformó con ser un simple sonatista (autor de sonatas) que era la forma de su época, el equilibrio entre forma y contenido es tan perfecto, tan complementado, que no es fácil saber donde termina la forma y donde el contenido. Aún en los instantes más geniales de su creación jamás pierde el equilibrio siempre permanece sereno en su música. Siendo tan melodioso, nunca se detiene en una frase melódica, más que lo indispensable. Lo que lo distingue de otros compositores es su control riguroso sobre su arte y sus propias emociones. La alegría de sus obras son de un virtuosísmo fluído y detallado en extremo que exige una gran delicadeza de parte del ejecutante, también exige sensibilidad y sentido poético.


María Josefina Bertossi
Rosario – Argentina
de Enero de 2006


Deja un comentario