El maestro Daniel Rivera lleva 30 años de pianista profesional, primeros premios en una decena de concursos internacionales y otras tantas distinciones, es decir que está acostumbrado al aplauso, a los premios, y reconocimientos, sin embargo sobre la distinción recibida recientemente confiesa: “me dejó gnoqui” , con algunas consonantes que suenan más italianas que rosarinas. “Fue una grandísima sorpresa. Nunca me lo hubiera imaginado. Yo me fui de la ciudad hace 33 años y me emocionó muchísimo. Se lo dediqué especialmente a mi padre que debía haber sido reconocido en su momento pero esto quiere decir que en la ciudad hay un fermento cultural. Para mi fue una satisfacción enorme porque veo que de alguna manera está pasando algo, cosa que antes no pasaba, más allá de la distinción que es algo personal, está pasando algo porque los políticos se están dando cuenta que la vida sin cultura podría llegar a ser un disparate. No puedo pensar que sea solo porque se trata de música clásica, siempre se la vé demasiado sacra, porque nosotros amamos todo tipo de música, pero también hay que decir que a la música clásica siempre se le dá menos importancia en los medios de difusión. Me han dicho que aquí en Rosario esto funciona, así será mejor para la gente joven. Estoy contento porque esto también es un reconocimiento que te lo dan en vida no quiero quedarme en la enciclopedia”.

Como publicamos hace unos días Rivera recibió la mención de “ Artista Distinguido de la ciudad de Rosario”, merced a una resolución unánime del Concejo Municipal de Rosario a partir de un proyecto presentado por el presidente de bloque socialista, Horacio Ghirardi. (clic aquí para el texto completo de la Ordenanza Nº 6808)

Cabe agregar que en el año 2005 recibió el premio Tasto d’argento (Tecla de Plata) otorgado por el Festival Pianístico Internacional “Echos” en la ciudad de Alessandria, Piemonte, ciudad hermanada con Rosario.

Concierto con la Sinfónica Provincial de Rosario
En esta semana Daniel Rivera se presentará con la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario, oportunidad en la que estará dirigida por el maestro invitado Alexei Izmirliev para el Concierto para piano en la menor opus 16 de Eduard Grieg (1843-1907): “es uno de los conciertos más conocidos, es la primera vez que lo toco en la Argentina, lo hice en Paraná el Sábado 26 de Agosto, me dirigió el maestro Izcaray (venezolano, actual de la Orquesta de Salta) y ahora lo haré con la sinfónica de Rosario. Tanto la sinfónica de Paraná como la de Rosario, me invitan siempre, ya son como amigos.”

Detalles de Horarios y programa compelto en Agenda 2006

Desde que debutó en el Teatro Colón en 1979 ha vuelto a la ciudad casi cada dos años, y en casi todos esos regresos tocó junto a al OSPR nada menos que obras como el primer concierto de Liszt, la Fantasía Coral de Beethoven el 2º de Chopin, el 2º de Prokofiev el 2º de Rachmaninoff, el 3º de Beethoven, Las Noches en los Jardines de España.

Daniel Rivera en el Concurso Beethhoven de Viena
La docencia
En forma paralela, el maestro Rivera desarrolló tanto su carrera concertística como su carrera docente que ha venido ejerciendo en el Instituto de Alta Cultura Musical “Pietro Mascagni” de Livorno, Italia. Esa institución tiene hoy nivel universitario luego de la reforma del sistema educativo italiano a través de la ley 508: Allí, tengo la cátedra de Piano del 1º al 10º año y también tengo los cursos de posgrado, praxis de ejecución, música moderna y contemporánea, Pianos a Cuatro Manos y Piano en la orquesta
¿Qué es lo que te llevó a la tarea docente?
D.R.:Poder transmitir lo que aprendí. Más allá de que un alumno pueda ser profesional, el hecho de poder entender como están las cosas, yo creo en preparar un oído musical, un oído bien definido.
¿Qué es lo que más les cuesta aprender a los alumnos?
D.R:Transmitir el arte es casi imposible, se pueden transmitir todos los instrumentos que te permiten darte cuenta si sos artistas o no. El trabajo en el que yo creo mucho es el trabajo artesanal, es decir que tenés que enseñar el instrumento y tenés que saber como están las cosas, saber cuáles son las pautas técnico – instrumentales para conocer bien lo que estás haciendo. Hay muchas escuelas que se dedican a un trabajo de erudición que como alumnos podrías hacerlo solo. Lo más difícil es transmitir el mecanismo técnico. Pero hoy la palabra técnica está tergiversada, cuando se habla de técnica se refieren a como se mueven los dedos o si uno toca rápido o no, pero en realidad la técnica es todo el conjunto de cosas que te llevan a poder imprimir un concepto musical e interpretarlo.

Sumado a sus cátedras en Livorno, Daniel Rivera es hoy presidente de la Academia Musical “Giulio Caccini” de Montopoli donde su esposa Giovanna enseña con un método distinto e innovador, música a niños de entre 4 y 11, allí también hay cursos para todos los niveles, masters con artistas internacionales, y cursos con el propio Rivera, por ejemplo sobre una de sus especialidades la música de Franz Liszt.

El futuro
En Febrero estaré en Guatemala, para estrenar mundialmente una obra de un compositor guatemalteco, un músico que ha trabajado muchos años en Europa. Será en un Festival internacional que se organiza en ese país, y que es muy importante. También quiero venir a tocar algo de música argentina porque no lo he hecho nunca, e incluir algo de mi padre, aunque yo tocaba música de mi padre cuando era muy chico.

Sobre la posibilidad de que en un futuro algo de esa actividad educativa la aplicara en Rosario, el maestro rivera dice: “Lo hemos pensado, no es fácil, pero la posibilidad no está excluida”.

Sitio web de Daniel Rivera


María Josefina Bertossi
Rosario – Argetnina
12 de Setiembre de 2006

Deja un comentario