La soprano Marina Silva fue ovacionada en las funciones de Turandot por su interpretación de la dulce, fiel y enamorada Liú que decide morir antes que develar el nombre del hombre que ama. Marina supo entrar en la piel de la contrafigura de Turandot. El público en el Teatro El Círculo la reconoció una vez más como una muy buena intérprete (que seguirá creciendo) y le brindó dos ovaciones, una en cada función.

Nos emociona y nos sentimos orgullosos por alguien que comenzó en esta ciudad haya alcanzado este nivel de interpretación y de calidad artística indiscutible como consecuencia de su trabajo y de su estudio.
Un par de días después de las ovaciones en El Círculo Marina Silva desde Buenos Aires, donde hoy sigue estudiando, perfeccionándose y trabajando (el lunes por la noche participó de un concierto en la residencia del embajador italiano) nos dijo:

“A principios del año pasado, apenas me enteré que se hacía Turandot, empecé a prepararlo con el maestro Censabella, y la dejé a mitad de año cuando yo ya sabía que tenía aquí en Buenos Aires “L’amico Fritz” y sabía que se suspendía en Rosario, pero pensé: por lo menos ya la tengo en “gola” (como decimos). Si bien la arias ya las hacía en concierto, tenía todavía que trabajar otras cosas como los recitativos. El rol se apoderó de mi, yo creo que es porque tiene que ver con la línea melódica de Puccini que me gusta mucho, porque me siento muy cómoda y `como pez en el agua con Puccini’ como me dice Rosita Bonino”

¿Qué sensación tuviste mientras cantabas?
Marina: Siempre disfruto, pienso en dejarme llevar, en pensar lo que estoy diciendo, en ponerme en el rol, pensar como piensa y siente y sufre el personaje, y no desbordarme porque la ópera continúa, hasta que, al final con Liú se entrega todo y toma una decisión tan drástica que es una ofrenda suprema del amor.

¿Si bien sé que naciste en otro lugar, siempre te pienso como rosarina porque tu formación la recibiste aquí, y supongo que no es lo mismo una ovación aquí que en otra ciudad, entonces que sentiste en el momento de esos aplausos, de los “bravi”, de la ovación?
Marina: Es fuerte, sabés que muchos de tus amigos están ahí, pero como me dijo alguien. `mirá que no llegas al escenario por los amigos, o ¿sos amiga de todo Rosario?’(se ríe) Primero hay que mirarnos por dentro, si estamos sanos por dentro podemos transmitir lo bueno, lo puro. Creo que si uno está bien lo bueno que nos pasa por dentro es lo que le llega a la gente y eso es lo que creo que nos pasó aquella noche de la función

Además, que te vaya bien muchos lo toman como mérito propio y piensan `es nuestra´. Yo me siento muy rosarina, y por eso siempre digo que me formé en Rosario, que mi formación la coseché en Rosario, que no tuve que ir afuera a buscar esa formación, que hay muy buenos maestros y que salir viene después, cuando empezamos una carrera. Por eso me gustó mucho que me invitaran a abrir el ciclo de Opera de verano en El Círculo, porque soy de Rosario y generalmente para estas cosas siempre se necesita traer gente de afuera, y es bueno ver que es lo que hay en Rosario.


María Josefina Bertossi
1º de abril de 2009
Rosario – Argentina


Recomendamos

.“Grandes voces y trajes para una puesta de ricos matices”
Crítica publicada en el diario La capital martes 31 de Marzo de 2009 Firmada por Santos Cantoni:

Otras notas relacionadas en nuestro portal:

. El rol de la orquesta en Turandot. Entrevista con el Maestro Nicolas Rauss

. Turandot: version semistage – Ficha técnica

Algunos artículos relacionados con Marina Silva

. Crónica sobre cantantes rosarinas en Nueva York

. Florencia Machado y Marina Silva a Nueva York

. Entrevista con Marina Silva (12 de diciembre de 2005)


Deja un comentario