El Jueves 13 de marzo en la Basílica Menor San José (Cochabamaba y San Martín) el Maestro suizo Nicolas Rauss dirigirá a la OSPR de la que actualmente es su director artístico. De la entrevista con Rauss destacamos su empeño en incorporar repertorio poco difundido en nuestra región, en crear programas en el que las obras y/o sus compositores se relacionen entre sí y su vocación de atender a “un público que quiere un poco más que una simple diversión”.


Nicolas Rauss nació en Ginebra, Suiza y estudió dirección coral con Michel Corboz, del cual fue también asistente, y dirección orquestal con Arpad Gerecz, en el Conservatorio de esa ciudad.

Cuando habla de su lugar de trabajo el Maestro Rauss usa la palabra “Sudamérica” (casualmente en un momento en el que la región se encuentra “trasnochadamente” convulsionada) porque su trabajo se desarrolla entre las ciudades de Santiago de Chile, Mendoza, Córdoba, Rosario, Montevideo y Porto Alegre. Hace 23 años que está en la Argentina y desde fines del año pasado es el nuevo Director Artístico de nuestra Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario. Ya ha organizado la temporada con 12 conciertos:

«La temporada se abre en la Basílica San José con un concierto dedicado a Joseph Haydn por dos razones: porque Haydn, representante del clasicismo, es base del repertorio sinfónico. Sin él no habría orquestas sinfónicas. También es un gusto personal, pero además, porque al principio de la temporada permite sacudir los últimos granos de arena que quedan en los dedos de algunos músicos, por lo menos de los que tuvieron la suerte de ir de vacaciones, además agiliza el espíritu y tiene una precisión y transparencia que obliga a un cierto nivel sinfónico, si podemos tocar bien Haydn cualquier otra cosa va a ir bien.
A la solista Adriana Sansone a quien acompañé hace dos temporadas en el Réquiem de Mozart, le propuse dos arias que son maravillas, desconocidas y muy distintas unas de las otras, una de las cuales es bastante operística, con mucho dramatismo. Luego, la orquesta hará una de las sinfonías ( sinfonía nº 75) que no es de las más conocidas porque no tiene nombre
.
Para empezar elegí una obertura (Truenos y Relámpagos) del Padre José Maurício Nunes Garcia, brasileño, quien habría estado en contacto epistolar con Haydn. Este es mi homenaje a Sudamérica que me ha recibido generosamente.»

“Los programas tienen que ser una composición”

.

Entre los solistas que participarán de la Temporada 2008 estarán: los pianistas Aldo Antognazzi, Luis Ascot, Javier Clavere y Alexander Panizza (este último con el nº 1 de Brahms),la mezzo uruguaya Adriana Mastrángelo (para hacer los lieder de Mahler), el cellista Claudio Baraviera , el Maestro uruguayo García Vigil.
En lo que hace al repertorio están programadas entre otras obras: “Frescos de Piero de la Francesca” de Bonislav Martinu, “Rey David” de Honegger, (obra en la que participará el Polifónico de Santa Fé el 4 de Setiembre: “a Sergio Siminovich le interesó y aceptó prepararla”). Además La OSPR participará en la ópera Norma de Bellini (que dirigirá el propio Rauss) y luego en “Turandot” ( la dirigirá el maestro Mario Perusso).

Más allá de hacer referencia a estas obras, varias de ellas de gran audacia (y muy sana, y muy bienvenida) para imponer a los oídos de nuestra ciudad, el maestro Rauss hace hincapié en que él prefiere armar programas en donde las obras y/o los compositores tengan relación entre sí: “Los programas tienen que ser una composición”.

¿Cómo es que habla tan bien el castellano?
N.R.: Son historias de vida, vine al Uruguay hace casi 23 años pensando que era por poco tiempo y ya no creo que vuelva a mis tierras. En parte, algunas cosas las elegí yo pero otras se dieron. Hay un autor extraordinario que Uds. tienen y que fue a morir a mi ciudad (Borges) que dice que “El hombre no elige, elige la puerta” . Para mi fue así, si bien yo me alegro de estar por aquí, sabiendo como son las cosas no sé si yo hubiera decidido elegir vivir aquí. Hay muchas cosas lindas pero no todo. Para mi está muy lindo pero por ejemplo para mis cuatro hijos que se sienten sudamericanos, a veces temo por ellos porque es un continente donde no alcanza trabajar bien. Antes cuando llegaban los inmigrantes trabajaban duro y llegaban algo. El sueño americano fue hasta hace 30 o 40 años.

Desde aquí los músicos siempre piensan en ir hacia Europa. ¿En su caso fue al revés?
N.R.: Siempre tengo mucho que hacer que aquí. Hubo un tiempo que no le dí importancia a mi relación con Europa y no la nutrí y ahora me siento realizado aquí. Si bien en el programa de este año no se verá demasiado porque yo trato de poner cosas para el público, debo decir que tengo gustos un poquito exquisitos y a veces pienso que si viviera en otros lugares tendría más posibilidad de compartirlos, pero tal vez por eso estoy aquí. Por eso, trataremos de dosificar haciendo obras de Haydn que nadie toca, o elegir obras de Martinu o Honegger, o como las que vamos a hacer este año en Mendoza, allí he incluido una obra de Olivier Messaien.

¿Qué más se podría decir de ese gusto exquisito?
N.R.: Hoy si uno no hace algo para la masa es visto como elitista y casi como discriminador , entonces yo hago el paralelo con las vacaciones, hay gente a la que le gusta ir a Mar del Plata donde está todo el mundo y hay otros que prefieren un balneario con poca gente, o a un lago o las sierras, y hasta acampando están los que se arreglan con poco.
En la sociedad la élite cultural (en todo el mundo es así) no coincide con la élite económica, entonces lo que es refinado culturalmente para mi no es una élite desagradable como lo es una élite en una 4×4 constante y con grandes haberes. No me asusta buscar cosas más exquisitas y llamar la atención de un público que quiere un poco más que una simple diversión, que quiere vivir cosas más profundas en el arte. Me gustaría que ese publico fuera mayor pero para eso se necesita el gran apoyo de la educación, eso no se puede hacer solo con la sinfónica que puede aportar una pequeña parte.

¿Además de la Sinfónica de Rosario qué otra actividad tendrá?
N.R.: Vivo en Mendoza donde fui durante 5 años director de la filarmónica de esa ciudad, soy invitado de la sinfónica de Chile, de la Sinfónica de Córdoba. Nuevamente he sido invitado a dirigir la sinfónica de Porto Alegre en el 2008 y a partir de este año seré el Director Principal invitado de la Orquesta del SODRE del Uruguay.

María Josefina Bertossi
7 de Marzo de 2008
Rosario – Argentina


Deja un comentario