Recientemente, la Escuela Municipal de Danza y Arte Escénico Ernesto de Larrechea ha reabierto sus puertas de su sede de calle Santa Fe 1712, tras innumerables trabajos que han atendido las necesidades edilicias. Esta escuela del estado municipal que lleva, no solo el nombre sino la impronta de quien fuera su primer Director, quien entendía  lo positivo de despertar la creatividad en los niños para la comunicación de sus emociones, tiene 93 años de funcionamiento, alrededor de 800 alumnos que asisten a las clases de danza y de artes escénicas cada año. Además dependen de ella tres conjuntos de danza: el Ballet Estable Municipal, Ballet Municipal de Danza Argentinas y Ballet Español Municipal; y un espacio de producción teatral.

Detalles de la obra
Las intervenciones técnicas del edificio abarcaron una rehabilitación estructural del Gran Salón, incluyendo renovación total de cielorrasos y extensión hacia el frente con habilitación de salida de emergencia sobre calle Santa Fe. Además, un reacondicionamiento integral del sistema eléctrico del edificio, con la utilización de materiales, equipos e instrumental bajo normas IRAM e IEC, y el reemplazo de luminarias tradicionales por tecnología led; reparación de filtraciones y humedad en muros, reacondicionamiento de desagües pluviales, sellado de grietas, reacondicionamiento de cañerías de agua corriente, reparación de cielorrasos y aberturas metálicas, y remodelación del ascensor instalado en la casa. Paralelamente, se colocaron pisos de madera entablonada en todos los salones de clase y se realizaron tareas de pintura general de la casa. En el Gran Salón, se colocó además un tapete antideslizante – adquirido a través del Fondo de Asistencia Educativa – para la práctica de diferentes disciplinas como ballet clásico, contemporáneo, jazz, español y teatro. El monto total de la obra fue alrededor de $4.500.000.

La historia 
Un 5 de mayo de 1925, según la Ordenanza Municipal Nº 18, se creó el Teatro Infantil Municipal, bajo la dirección de Ernesto de Larrechea. En aquel entonces, la institución funcionaba en lo que actualmente es El Jardín de los Niños en el parque de la Independencia. Los “pibes artistas”, así reconocidos por sus representaciones en asilos, hospitales y escuelas, pronto necesitaron mayor espacio para su perfeccionamiento. El nuevo lugar fue el llamado Altos del Mercado Central.

Años más tarde, Lucrecia de Larrechea de Lobos transformó el teatro en Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico y dio a la institución el nombre de su padre. Por aquel entonces, el edificio se ubicaba en Santa Fe 658. Pasados algunos años, finalmente la escuela pasó a su actual edificio.

21 de julio de 2018
Rosario Santa Fé – Argentina