Collage de actvidades copiaReproducimos aquí un artículo escrito especialmente para la Revista de la Asociación Cultural El Círculo y publicada en su número de Agosto de 2013.

Hoy Rosario es una ciudad indiscutiblemente musical, hay algo más de 100 años de historia, la actividad incansable está relacionada con las características de una ciudad cosmopolita y pujante. Sin embargo nos faltan algunos aspectos para profundizar y desarrollar.

 

“Algo está pasando en Rosario”, nos decía hace un tiempo el pianista Daniel Rivera en una de sus tantas visitas a su ciudad natal. Ese comentario se refería al nivel artístico y a la nutrida actividad musical.

En realidad, siempre pasaron cosas importantes en materia de música, y muy especialmente en la música “clásica”[1], pero en estos últimos veinte años las actividades musicales son numerosas.

Nunca está de más recordar que la actividad cultural de la ciudad lleva más de cien años. Uno de los hitos de esta historia son las construcciones y posteriores inauguraciones de dos teatros  como el Colón (incomprensiblemente demolido) y “La Opera”, hoy El Círculo. Desde entonces hasta hoy, la actividad musical de la ciudad no se detuvo.

Por aquellos años la música que se escuchaba era la ópera, porque estaba de moda en el mundo y las compañías de ópera y zarzuela se presentaban en Rosario, basta mencionar que hasta aquí llegó, entre otros,  Enrico Caruso y, unos cuántos años después, el mismísimo Igor Stravinsky. Después de aquellas visitas ilustres, hubo otras trascendentes, y mientras tanto los artistas locales cultivaron la música sinfónica, la de cámara, la ópera, la polifonía coral, la música barroca y la medieval . Es decir, aquí siempre se produjeron todos los géneros y estilos musicales. Además, también hay que señalar a los compositores locales, cuyas creaciones son estrenadas tanto en Rosario como en el exterior. Muy reciente en nuestra memoria aparece el acontecimiento en el  que Martha Argerich eligió como “cabeza de playa”[2]  a  Rosario para volver a la Argentina y ofrecer tres conciertos en El Círculo y clases magistrales inolvidables en la Escuela de la UNR que también contaron con los auspicios de la Secretaría de Cultura y Educación municipal.

¿Por qué pasa en Rosario?

Una  característica de los rosarinos es la infaltable propuesta particular, y usamos la palabra particular y no la palabra “privada” porque siempre esas iniciativas han sido ofrecidas a la comunicad. Y es que en una ciudad grande que nunca fue capital de estado, se está lejos de recibir los beneficios de esa condición, entonces la opción es tomar el toro por las astas y concretar ideas y  deseos.

Somos autocríticos pero alguna vez debemos reconocer que en esta ciudad, en muchos aspectos, y la música es uno de ellos, no se espera que algo nos caiga desde arriba, aquí siempre se ponen manos a la obra.

Además, con orgullo ciudadano debemos reconocer que hay mucho esfuerzo mancomunado, y a esas instituciones particulares se han sumado las instituciones públicas como los estados municipal, provincial, nacional – en mínima medida – y la Universidad Nacional de esta región.

Todo lo que ellas vienen produciendo provocó que la  actividad se haya multiplicado con el correr de las décadas, alcanzando un movimiento increíble para los que nos ven desde afuera, y para el público local que no llega a disfrutar del todo por falta de tiempo u horarios superpuestos.

La temporada formalmente y con gran cantidad de recitales arranca en abril y  llega plena hasta el mes de noviembre. Solo el mes de enero es inactivo, puesto que ya en febrero hay algunas propuestas, de ellas la más firme es el ciclo en el Foyer del Teatro El Círculo (con su aire acondicionado se vuelve ideal para esas fechas), dando lugar así, a una interesante Pre temporada.

Los números no dan lugar a dudas, durante el año 2012 en la ciudad de Rosario hubo alrededor de 439 recitales (incluidas las funciones de ópera), de los cuales 387 tuvieron lugar en la Temporada (de abril a noviembre), esta última cifra arroja un promedio aproximado de 48 conciertos por mes.  El cálculo surge solo de lo registrado en la Agenda del Portal web EntreNotas, es decir que algunos recitales seguramente faltan aquellos cuyos sus promotores no lo informaron a ese medio, y tampoco mencionamos  otras actividades como concursos, audiciones, seminarios, clases magistrales que nos darían un cifra global de actividades musicales más alta.

Cabe destacar que la mayoría de esos recitales han sido interpretados por artistas que residen en nuestra ciudad.

¿Qué nos falta?

Podemos estar orgullosos de todo lo mencionado, por cierto muy sintético, pero pensemos en aquello que falta, a saber:

– elencos estables con puestos de trabajo que contengan a los profesionales formados aquí[3] con gran nivel que deben emigrar para poder vivir de la música, esto está faltando especialmente para los músicos cantantes.

– promover a los artistas locales en embajadas culturales que recorran otras regiones con sus producciones.

– que no haya diferencia (por no usar la palabra discriminación) entre el artista local y el foráneo en todos los aspectos, y especialmente en la cifra, el tiempo y la forma del cobro de su cachet (solo hay raras excepciones que confirman la regla).

-que  los medios locales masivos dediquen más espacio de difusión a la música clásica.

Así como para producir algunos hechos musicales se suman esfuerzos entre el sector público y las instituciones culturales, así también, para todo esto que falta, habrá que sumar ideas, unir esfuerzos e invitar con propuestas concretas al sector empresario para participar de estas actividades culturales que también forman parte de la responsabilidad social empresaria.


[1]  El adjetivo “Clásica”  se utiliza comúnmente para referirse a todos los géneros mencionados en este artículo.

[2] La pianista argentina Martha Argerich después de 7 años de no tocar en la Argentina, volvió al país en Octubre de 2012 para hacer cuatro conciertos, uno, en la ciudad de Paraná y 3, en Rosario.

[3] En Rosario las tres grandes escuelas de música son públicas  (municipal, provincial y universitaria, sus matrículas se han multiplicado marcadamente  en las últimas dos décadas) y conviven y comparten la enseñanza musical con  maestros e institutos particulares.

María Josefina Bertossi
publicado en la Revista  de l Asociación Cultural El Círculo en su número de  Agosto de 2013
Rosario – Santa Fé – Argentina


Deja un comentario