El jueves 13 de Setiembre a las 20:30 se llevará a cabo la 10º función de la Temporada de Abono 2018 de la Asociación Cultural El Círculo con la presentación de Mahagony Songspiel, cantata escénica con música de Kurt Weill. El elenco está integrado por los cantantes Victoria Gaeta y Cecilia Pastawski, sopranos; Pablo Pollitzer y Santiago Burgi, tenores; y Mariano Fernández Bustinza y Juan Pablo Labourdette, barítonos. Es una producción de la Opera de Cámara del Teatro Colón contará con la dirección escénica de Marcelo Lombardero, diseño de escenografía de Noelia González Svoboda, diseño de vestuario de Luciana Gutman, y orquesta dirigida por Ulises Maino.

Programa

PRÓLOGO (Canción de Mahagonny Songspiel – “HACIA MAHAGONNY”)
ALABAMA SONG (Llegada de las “Colonizadoras”)
LA VIDA EN MAHAGONNY (Beber, Fumar, Jugar, Fornicar)
BENARES SONG (La desilución, la carestía, el aburrimiento, la pérdida de la esperanza)
DIOS EN MAHAGONNY (El temor, la degeneración, la conciencia de que todo se ha perdido)
FINAL (La debacle, la lucha de todos contra todos, la pugna del poder, la violencia)

EPÍLOGO – Fragmentos de HAPPY END y DIE DREIGROSCHENOPER (La Opera de los Tres Centavos)
El sueño del licorero
Surabaya Johnny
La canción de la nuez dura
Jenny, la de los piratas
Canción de los cañones
Segundo Final de LA ÓPERA DE LOS TRES CENTAVOS
Epílogo de HAPPY END

Mahagony Songspiel – Mahagonny, en Estados Unidos, es una gran ciudad imaginaria donde la felicidad es puro simulacro y donde se desprecia la solidaridad y la justicia. Allí sucede esta ópera de cámara, también conocida como la “Pequeña Mahagonny”, creada en 1927 por el compositor Kurt Weill, y el poeta y dramaturgo Bertolt Brecht para el Festival de Música de Cámara de Baden Baden, que constituiría el germen de la ópera Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny que Weill y Brecht estaban ya proyectando, y que se estrenaría recién en 1930.

La decadencia de la sociedad burguesa se refleja en los seis poemas de Brecht intercalados con interludios musicales de Weill. Sus protagonistas llegan a la metrópoli moderna en busca de una felicidad que se puede comprar. Falso, efímero, el bienestar cede ante el individualismo exacerbado y el sálvese quien pueda; y el final no es otro que la debacle y el caos. Por eso Mahagonny puede ser cualquier ciudad, porque en realidad es la representación de la cloaca del capitalismo, el lugar adonde van los sueños y las esperanzas de los hombres que buscan oro y obtienen barro.

La puesta en escena de Marcelo Lombardero pone en evidencia la turbadora vigencia del texto brechtiano, recreando de un modo original el espíritu del cabaret berlinés de los años veinte, un espacio en los márgenes donde era posible la crítica social y la libertad sexual, que hoy llamaríamos “el under”. Lombardero ideó un espectáculo en dos partes que sin embargo conforman un todo coherente. Luego de la breve Mahagonny, los mismos cantantes interpretan canciones de otras dos obras de la dupla Weill-Brecht: La ópera de tres centavos y Happy End, completando un cuadro de mucha contundencia dramática que tiene en su centro una aguda y descarnada reflexión acerca del hombre, el poder, el dinero, el sexo, la religión, el amor y la violencia.

10 de setiembre de 2018
Rosario – Santa Fé – Argentina