El mes de Octubre terminó con sobresaltos para el centenario teatro El Círculo.
Primero la tormenta del 26, voló 5 m2 de chapas a la altura del escenario (se repusieron en pocas horas) y, luego, el incidente con la manguera antiincendio que protagonizaron tres adolescentes. ¿cómo está la situación edilicia hoy?

El actual administrador del Teatro El Círculo, señor Marcelo Aronna nos informó que el 26 de Octubre la tormenta arrancó 5 metros cuadrados de chapa que cubría el techo a la altura del escenario, felizmente no hubo daños internos y las chapas fueron reemplazadas al día siguiente.

Con respecto a la “travesura” (como tituló el diario La Capital) de los tres adolescentes durante el acto del colegio Español, el daño necesita tiempo de espera antes de empezar a trabajar, es decir: que se seque lo que está mojado. “La sala no ha sufrido daños,relata Aronna, se inundó el pasillo de la platea alta, en este momento lo más afectado es el palco bajo avancé* (de frente al escenario el de la derecha), ya se manchó el piso y el yeso comenzó a caer. También se habían llenado de agua las tulipas, entonces cuando se encendían las luces saltaba la térmica, por eso se las retiraron y se reemplazaron los cables mojados”.

Todo comenzó cuando los chicos llevaron al baño de damas la maguera antiincendio y allí la abrieron, la presión del agua es enorme, no se puede volver a cerrar sino se lo hace desde la bomba antiincendio que está en las catacumbas, primero se inundó el primer piso (siempre el de la derecha de frente al escenario) con 5 cm de agua, además de correr escalera abajo. Luego, comenzó a filtrase y pasar al techo del pasillo de los palcos bajos y también afectó el sistema eléctrico de ese sector.

Los medios y la opinión pública han sido incondicional con la integridad del edificio, lo que demuestra que el pueblo de Rosario tiene muy en claro lo que significa un teatro, y este teatro en particular, tan asociado al espíritu emprendedor de los rosarinos. Sin embargo, hay algún eslabón suelto que hizo que estos tres chicos no dimensionaran el daño de tamaña “travesura”, un eslabón que se encuentra entre su joven generación y la de sus mayores, los educadores (escuela y familia) que, tal vez obviaron hablarles de lo que significa un teatro, del comportamiento que debe guardarse en él, del respeto en su interior, entre otras cosas. En este caso y en tantos otros de los que nos enteramos con asombro, nos está fallando un eslabón en el traspaso de cultura de una generación a otra, acción exclusiva de la raza humana, una acción a la que no podemos ni debemos renunciar.

Parafraseando a una persona relacionada tanto con el colegio como con el teatro, hace unos días en una entrevista radial, pensamos que si bien el daño material será reparado, lo importante es que también moralmente podamos pasar en limpio lo sucedido.

Imágenes cedidas gentilmente por el Teatro El Círculo

Imágenes cedidas gentilmente por el Teatro El Círculo

Imágenes cedidas gentilmente por el Teatro El Círculo

Imágenes cedidas gentilmente por el Teatro El Círculo

* de «avant scéne»


María Josefina Bertossi
5 de Noviembre de 2007
Rosario – Argentina


Deja un comentario