ARDAL presenta para su apertura de temporada 2009 “La viuda alegre” (Die Lustige witwe) de Franz Léhar versión musical completa en castellano con los solistas Patricia Ferrer, Silvio Pavesi, Natalia Bocco, Pablo Parente en los protagónicos, junto a Patricia Gandini al piano y el Coro Lírico de ARDAL, todos bajo la dirección del Maestro Mauricio Barra. Domingo 26 de Abril a las 19:30 en Biblioteca Argentina.


Los protagonistas: Natalia Bocco, Pablo Parente, Silvio Pavesi y Patricia Ferrer, en el centro Mauricio Barra, director.

El maestro Barra cuenta que “esta opereta se eligió porque es una linda obra que en Rosario nunca se hizo con los números musicales completos, sí se hizo con el taller de ópera de Olga Chelavine pero no musicalmente completa y esta será una oportunidad).

¿Cómo será la puesta?
M Barra: Primero hay señalar que se canatará en castellano. Y en segundo lugar hay que decir que no es en un teatro sino en una sala de conciertos, entonces la escenografía, vestuario y los movimientos van a estar sugeridos. La historia estará ambientada en el siglo XX y una presentadora irá adelantando con textos la unión de los números musicales.

Elenco:
HANNA GLAWARI Patricia Ferrer
CONDE DANILO DANILOVICH Silvio Pavesi
BARON MIRKO ZETA Pablo Parente
VALENCIENNE Natalia Bocco
Juan José Verlardo y Oscar Zárate
Relatos: María Josefina Bertossi
Coro Lírico de ARDAL
Piano:Patricia Gandini y Mauricio Barra
Dirección Musical: Mauricio Barra
Textos Adapatados: Silvio Pavesi
Movimientos escénicos: Raúl Méndez
Escenografía: Fabio Alvarez


Los protagonistas junto a Raúl Méndez, director artístico de ARDAL y encargado de los movimientos escénicos.

Compositor: Franz Lehar
Libreto: Viktor Leon y Leo Stein, basado en la novela L’attaché d’Ambassade de Henri Meilhac
Título original: Die Lustige Witwe
Estreno: Theater an der Wien, Viena
Fecha: 1905 – 30 de diciembre
Acción: París en 1905

Argumento:
Está llegando la Señora Anna Glavari, joven viuda de un rico banquero de corte. El embajador, el barón Zeta, ha recibido el encargo de encontrar un esposo pontevedrino a la viuda para que la dote de la mujer quede en patria. En efecto, si la Señora Glavari se casase en segundas nupcias con un francés, su capital dejaría el Banco Nacional Pontevedrino: ésto traería a la la ruina económica a Pontevedre. Njegus, el canciller de la embajada, es demasiado chapucero para cumplir con tal empresa, pero el conde Danilo podría ir bien. Njegus y Zeta tratan convencer al conde pero éste parece no estar interesado. Entre Danilo y Anna hubo un romance que acabó muy pronto porque la familia de Danilo no aprobaba la relación. Por su parte la viuda, a pesar de que ame Danilo, no quiere manifestarlo y hace todo lo posible para que él se ponga celoso.
Mientras tanto otro romance se desenreda: el que ve protagonistas a Valencienne, joven esposa de Zeta, y Camillo de Rossillon, un diplomático francés que la corteja asiduamente. Los dos se dan cita en un quiosco. El barón Zeta está a punto de sorprenderlos pero Njegus interviene y substituye Valencienne con AnnaTodos se quedan asombrados, Danilo furibundo abandona la fiesta. Todo parece comprometido, pero Njegus, verdadero Deus ex-machina, desenreda lo malentendido y logra que Anna y Danilo confiesen su amor recíproco.
La patria es salva. Desde ahora en adelante la Señora Glavari ya no será “La viuda alegre” sino la esposa feliz del conde Danilo Danilowitch.


María Josefina Bertossi
23 de abril de 2009
Rosario – Argentina


Deja un comentario