Oboefest 2015 2   Fueron 4 días intensos por trabajo y por emoción, más  allá de los beneficios intangibles que cada uno de los oboístas profesionales se lleva a su lugar, también  están los que se llevan las generaciones más jóvenes: la invalorable experiencia de las clases con la sabiduría y la generosidad de los maestros y el lugar que esos maestros, les hicieron en el escenario para hacer música juntos, por ejemplo en el concierto del Parque de España. Luego, también, ha sido provechoso para el público que en comunión ha participado de tantos y variados recitales desde el Barroco al Contemporáneo pasando por los arreglos de fragmentos más conocidos, ideales para la formación de las bandas del Oboefest. Y será justo mencionar que cada uno de los músicos profesionales participan costeándose sus gastos de traslado y alojamiento y sin cachet alguno.

Oboefest 2015 8
Rodrigo Nagamori (Brasil), Carlos Otárola (Prú) y Ricardo Riveiro (Venezuela)

El Oboefest es un espacio donde reinan las diferencias: diferencias entre oboes modernos y oboes antiguos, diferencias entre lenguajes musicales, diferencias de procedencia, diferencias de idiomas, diferencias de repertorio, y otras más, sin embargo, esas diferencias son los necesarios matices al lado de los valores del estudio, del esfuerzo, de la disciplina, de la dedicación y la generosidad que traen los oboístas para compartir y disfrutar del oboe, para compartir y disfrutar de la música.

No es redundante hablar de generosidad, y es que no hay otra palabra que reemplace el mismo concepto para este caso si consideramos que cada uno de los oboístas, consagrados profesionales, participan sin cobrar cachet alguno por actuación, ni honorarios por clases. Y aún más, ellos costean sus pasajes y alojamiento.

 

 

“Con Destino de clásico”

Así, tituló Rosario 12 el anuncio del Oboefest, ¿casi un presagio? ¿O un gran deseo? Para quienes asistimos desde la primera edición, es una realidad que merece contagiarse, y en eso, ayudan mucho los medios de comunicación

Oboefest 2015 12
Agustín Tamagno (Rosario) y Juan Revello (Sta. Fé)

El límite del Parque de la Independencia y el tramo Norte del Boulevard Oroño, sus árboles y sus elegantes casonas, han sido el marco para ese ir y venir de estuches llevados por los intérpretes para cumplir con los recitales o con las clases, a estas últimas asistieron los más jóvenes para acceder a la mejor formación técnica y estilística. Jóvenes que gracias a las becas otorgadas por  el Oboefest  arrivaron  desde Cuba, Colombia, Uruguay o desde Rio Gallegos (Santa Cruz), Chaco, Tucumán, y desde La Tabalada y Granadero Baigorria y recibieron la enseñanza de los mejores profesores de oboe de nuestra región americana latino parlante.

La respuesta del público vá in crescendo, algunos ya son habitués y se los vé en varios conciertos en cada edición. Es que el entusiamo trasciende el escenario, contagia y transmite la belleza de la música que surge de cada oboe y de cada uno ensamblándose con el otro.

 

El Dream Team

La Petite Band es un equipo soñado porque se arma con los oboes solistas e integrantes de los ensambles, de las orquestas sinfónicas y de las Escuelas de música de distintas ciudades latinoamericanas. Es emocionante escucharlos y verlos junto a otro disfrutando el place de hacer música juntos. El repertorio es variado para la Banda y es arreglado por Elvira Casanova. Si la Petite Band emociona, aún más emociona cuando se forma la Grand Band porque la misma se completa con la llegada al escenario de los alumnos más avanzados.

 

Hernán Gastiaburo (Rosario- Bs As) y Luis Justi (Brasil)
Hernán Gastiaburo (Rosario- Bs As) y Luis Justi (Brasil)

Al aire libre

En esta edición fue significativo que la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario incorporara el Oboefest a uno de sus ciclos artísticos y culturales de verano. El concierto al aire libre en la explanada del Museo Castagnino fue un gran acierto de divulgación abierto a un público más heterogéno y por otra parte, también acertada, la decisión artística del festival, de mostrar allí  ensambles y repertorios diferentes.

Por último, es importante señalar que el Oboefest 2015 contó con el patrocinio  de la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de Santa Fe.

 

Cada edición comprueba que no todo es vulgaridad, agresión o violencia que hay lugares de refugio para la sociedad, refugios del alma donde solo suena la música que nos regocija, en este caso, gracias a los oboes que decidieron reunirse cada año en Rosario.

 

Bitácora de los conciertos del Oboefest

 

“El oboe se hace escuchar” (así tituló el diario El Ciudadano y la Región)

Oboefest 2015 1
La Doble Banda

En la apertura del Festival  se escuchó «Metamorphoses” (el director artístico le agregó “after Elvira”)  la obra de Benjamin Britten (originalmente para oboe solo) con arreglo de Elvira Casanova  para seis oboes (Rubén Albornoz, Rodrigo Nagamori, Luis Giavón, Ricardo Riveiro, Paulo Barreto, Marcelo Mercado). En el mismo acto de apertura  participó la Doble Banda (formación rosarina de oboes, corno inglés y fagot  e integrada por Rosalía Greppi – Juana Rebossio – Agustín Tamagno – Luis Giavón – Azul Chiavia) con dos números de “El Bugués gentilhombre de J B Lully y un divertimento de J B Vanhal.

 

 

 

Paulo Barreto, oboísta y director (brasil)
Paulo Barreto, oboísta y director (brasil)

Noche especial por la cantidad de estrenos, fue la de la primera jornada en el Museo Castagnino con el estreno mundial de Sergio Di Sabbato,  Concierto para dos oboes, obra dedicada para ser interpretada en la cuarta edición del Oboesfest a cargo de Luis Justi  y Thiago Neves de Queiroz (ambos de Río de Janeiro – Brasil). También hubo espacio para el creador local Ezequiel Diz con Rhapsodia para oboe y orquesta de cuerdas. La obra había sido estrenada en Berlín y esa fue la primera audición para Rosario. Estuvo a cargo de otro rosarino ( hoy en la Filarmónica de Buenos Aires), Hernán Gastiaburo.

Luego, Rubén Albornoz interpretó Concierto para oboe de Domenico Cimarosa y se cerró  con otro estreno mundial, «Tansolotango» para oboe y quinteto de cuerdas del uruguayo Federico Britos por su coterránea Elvira Casanova quien se lo pidió para ser estrenado en este IV º Oboefest. Todas la obras con orquesta de cuerdas contaron con la participación invalorable de la Camerata Prater de Rosario.

 

Oboefesty 2015 13
Joel Gisinger (Brail), Néstor Garrote y Rubén Albornoz (BsAs),  Rodrigo Nagamori y Thiago Neves (Brasil) y Luis Giavón (Rosario)

Las estampas del oboe

Fue el recital del viernes por la tarde en el Auditorio de la Escuela Municipal de Música cuyo título podría haberse completado como Las estampas del oboe «virtuoso» a juzgar por las exigencias del repertorio. Abrió Ricardo Riveiro con “obras olvidadas del repertorio del oboe”,  según su propia expresión. Se trataba de obras de compositores del siglo XX, como los británicos Malcolm Arnold (Fantasía para Oboe op. 90), Gordon Jacob (Siete Bagatelas para Oboe solo), Paul Reade  (Aspectos de un paisaje),  el francés Henri Tomasi (Evocación para Oboe solo) y el uruguayo Raúl Jaurena (Sonata tanguera). Todas las obras fueron referenciadas por este intérprete de tan buen gusto para tocar como para elegir repertorio.

 

 

Oboefest 2015 15
Tálita Capra (Brasil) y Elvira Casanova (Uruguay)

 

En el mismo recital se escuchó completa una obra desafiante y fascinante: los  Seis Estudios para oboe de Gillles Silvestrini en la interpretación de Raúl Albornoz quien decidió ilustrar cada estudio con el cuadro impresionista al que está dedicado. Fue una pequeña puesta que le agregó otro elemento (la pintura) al Oboefest.

Finalmente, el joven músico santafesino Juan Revello completó con  “Estudio tanguero para oboe solo” del compositor argentino Pablo Aguirre y finalizó con la descriptiva “Pitogué” (la leyenda del Benteveo) del paraguayo Diego Sánchez Haase.

 

 

 

Curiosas combinaciones

Oboefest 2015 5
Andrés Spiller (Buenos Aires)

Andrés Spiller siempre ha estado comprometido con los compositores contemporáneos y su participación en los Oboefest no deja dudas de eso, particularmente en esta cuarta edición, trajo a Rosario «Pulse Sampler» para oboe y claves del inglés Harrison Birtwistle (compositor británico nacido en lso años 30) y en la que participó su hijo, el conocido baterista y percusionista Gabriel Spiller. El público estaba curioso de esa combinación  en la que la simpleza de las claves y el oboe plantean un contrapunto rítmico que fue recibida como una auténtica y grata novedad, con ganas de volver a escuchar.

A ellos los siguió el dúo Capra,  oboe y arpa, Tálita Capra y Marcelo Penido (de Brasil), con otro lenguaje musical, trajo las melodías folklóricas del Brasil con arreglos de compositores contemporáneos (algunas obras dedicadas al dúo) que nos permitieron apreciar a un excelente arpista y a una oboísta que logra un sonido redondo, claro, cálido, dulce en  todo el registro, además de jugar una bella  dinámica junto al arpa.

 

El barroco rosarino y cordobés

Oboefest 2015 4
Cuarteto Cordooboes (Córdoba) ( Selene Diehl, oboes. – Alejandro Aizenberg, fagot Mimí Waisbord y Diego Nadra, oboe y oboe da caccia) En el medio: Claudia DiGiannantonio, cello

El oboe tiene un literatura musical extensa y eso está relacionado con su larga existencia que da cuenta de la historia de los distintos instrumentos. Por eso, también,  se hace tan provechoso un encuentro como este en donde no solo se interpreta música del barroco sino también se utilizan los oboes antiguos. En esto tiene mucho que ver el cordobés Diego Nadra, formado sólidamente en las interpretaciones historicistas. Como fue en la edición anterior, llegó con el cuarteto Coordobes (Diego Nadra y Selene Diehl, oboes. Mimí Waisbord, oboe y oboe da caccia. – Alejandro Aizenberg, fagot) que ofreció su concierto en el Auditorio de la Escuela de Música Municipal y que contó con la colaboración de la rosarina Claudia Di Gianantonio en cello.El recital fue un deleite de ritmos con las danzas barrocas (pasacalles, minués, gavota y otras) siempre con ese sonido que nos transporta en siglos y con versiones de especialistas. Las obras que se interpretaron fueron Suite número 5 de: Le Journal du printemps (1695) de Johann Caspar Ferdinand Fischer, Suite número 1 de: Zodiaci Musici (1698) de Johann Abraham Schmierer,  Concerto a 5 del alemán Pierre Prowo.

Oboefest 2015 6
Ensamble Fulmini

La música barroca no terminó en el concierto del Sábado al mediodía, Diego Nadra había trabajado nuevamente con el Ensamble Fulmini (Gustavo Di Gianantonio, violines, Lucas Soria, viola, Claudia Di Gianantonio, cello, Guillermo Properzi, contrabajo y Juan Carlos Sáez, clave.) para que participara del concierto barroco del Domingo al mediodía. La meteorología hizo un conjuro y dificultó, pero no impidió,  la llegada a la Iglesia Evangélica Alemana para disfrutar otra vez de un repertorio exigente y que requiere mucho trabajo estilístico. Una vez más “nuestros chicos” del Ensamble Fulmini respondieron con creces y como mencionó el director artístico del festival, ese concierto en particular no se hubiera realizado sin su compromiso. La primera parte se realizó con instrumentos modernos y en la segunda. la orquesta y los solistas utilizaron  réplicas de instrumentos de época. Los solistas fueron Néstor Garrote, Sebastián Vallejo, Mimí Waisbord, Agustín Tamagno, Diego Nadra, además de la participación de la soprano María de los Angeles Novau (intérprete local), siendo así la primera vez que un cantante se incorpora al Oboefest. En el final: la obertura de la suite 4 de Bach con un ensamble de oboes y fagot barrocos y el ensamble Fulmini.

 

Oboefest 2015 9
Marcelo mercado (Oboe Mendoza), Adrián Pistono (piano – Rosario) y Fabián Contreras (Tucumán)

El concierto de clausura contó con la participación del pianista rosarino Adrián Pistono para unirse a Carlos Otárola en Sonata en sol menor para oboe RWV 1020 de Johann Sebastian Bach, y a Marcelo Mercado, oboe. y Fabián Contreras, fagot, en el  Trío para oboe, fagot y piano de Francis Poulenc. Luego, participaron los alumnos de los programas de Orquestas sociales provenientes de los lugares más arriba mencionados) y también se contó con la colaboración de la Orquesta de Instrumentos Latinoamericanos de Gro. Baigorria.

Finalmente, la Petite Band, integrada por los maestros del Oboefest, todo un lujo de formación instrumental y de entusiasmo, cerró la cuarta edición del Oboefest que ya se prepara para su primer lustro en el 2016.

 

María Josefina Bertossi
7 de marzo de 2015
Rosario – Santa Fé – Argentina

Oboefest 2015 14
Despedida en el patio de la Escuela Municipal de Música «J B Massa»

Otros artículos sobre Oboesfest 2015:

– Oboefest por la inclusión social

– Elvira Casanova, oboe de visita distinguida

– Oboefest 2015: día x día

– Los conciertos del Oboefest 2015 – Libre y Gratuito

– Oboefest 2015

– Lanzamiento del 4º Oboefest

 


Deja un comentario