El martes 28 de Julio, a las 21, en la 8º función de la Temporada del Abono 2009 de la Asociación Cultural «El Círculo» (función se presenta Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, reprogramada del 15 de Julio), una de las compañías de danza más destacada de la Argentina, creada en 1977, y dirigida por Mauricio Wainrot. Se destaca por su nivel artístico de excelencia tanto en nuestro país como en el exterior.

http://www.teatrosanmartin.com.ar/ballet/institucional0.html

Sitio del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín
Sitio del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín

El programa incluirá las siguientes obras:

::: Cuatro estaciones de Buenos Aires
Coreografía: Mauricio Wainrot – Música: Astor Piazzolla
Escenografía y vestuario: Carlos Gallardo

Se trata de un homenaje a Buenos Aires, con una de las partituras más conocidas y aplaudidas de Astor Piazzolla. Formó parte de Las ocho estaciones (estrenada en 2002 en el Luna Park e inmediatamente después en el Teatro San Martín), que unía Las cuatro estaciones de Antonio Vivaldi con las del músico argentino. La versíón de las Cuatro estaciones de Buenos Aires fue presentada en 2005 en el Luna Park, interpretada por Paloma Herrera junto al Ballet Contemporáneo.

::: Luz distante
Coreografía: Mauricio Wainrot – Música: Petéris Vasks, Distant Light
Escenografía y vestuario: Carlos Gallardo
Por diferentes motivos –político o económicos- los argentinos hemos padecido numerosos exilios. El último se produjo en 2002, luego de una nueva debacle económica, una historia tristemente repetida. En ese contexto de angustias y temores, frente a la pérdida de muchos jóvenes -y otros no tanto- y muchos amigos queridos, que abandonaron nuestro país, Wainrot gestó Luz distante, una obra que fue especialmente solicitada por el Ballet Real de Bélgica y luego estrenada por esa gran compañía europea en 2002 en Amberes. En 2003 Distant Light resultó finalista del Premio Benois de la Danse en Moscú..

::: Desde lejos
Coreografía: Mauricio Wainrot
Música: Wim Mertens

La obra Desde lejos tuvo como disparador una experiencia vivida por Mauricio
Wainrot un día de lluvia del verano europeo de 1988, cuando presenció al
músico Wim Mertens ensayando en la Grand Place de Bruselas con su piano.
La música de Mertens lo inspiró para crear esta obra que, en palabras de
Wainrot, “tiene una cierta naturaleza onírica y melancólica.” La música de
Mertens representa para el coreógrafo “resonancias del pasado”, imaginando
un grupo de personas que divisa la línea del horizonte en un atardecer….
A partir de esa imagen, la obra transita diferentes estados y situaciones entre
estos paseantes, hasta regresar al punto de partida, como si nada hubiera
sucedido.


25 de julio de 2009
Rosario – Argentina


Deja un comentario