¿Por dónde empezar el resumen de un año tan particular? Seguramente por alguna de esas particularidades. Cancelación de conciertos y de ciclos de conciertos ha sido lo más llamativo. Las programaciones musicales no escapan a la situación económica financiera de nuestro país. El Sindicato de Músicos continúa con el reclamo por los pagos atrasados. Por otra parte, dos instituciones tradicionales locales se encuentran atravesando situaciones especiales que no les permiten desarrollar su actividad específica. En otro aspecto, se acentúan las falencias a la hora de establecer canales ágiles entre algunas instituciones y los medios de comunicación.

Desde hace varias temporadas hasta esta 2019, se han reducido considerablemente la cantidad de conciertos celebrados en cada temporada, fácilmente comprobable en las Agendas de EntreNotas .

Tres instituciones alcanzaron durante el 2019, sus 70 años y solo dos de ellas continúan con su actividad normalmente: la Asociación Guitarrística de Rosario y la Escuela de Música de la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR . Mientras que Pro Cultura Musical, la tercera septuagenaria, se vió obligada a cancelar su programación luego de que la entidad bancaria en cuyo auditorio se celebraban sus ciclos de conciertos, les comunicara que no había posibilidades de continuar con esa modalidad. La programación de Pro Cultura fue cancelada desde mayo de 2019.

Amigos del Arte, alcanzó 75 años desde su fundación en 1944 . Fue siempre una institución que supo organizar actividades teatrales, artísticas y musicales, en los últimos años las musicales (recitales de música de cámara o líricos) se redujeron hasta estar ausente en la programación. Su edificio ha sido demolido y sus actuales autoridades han prometido dos salas teatrales funcionando en el nuevo edificio de propiedad horizontal que allí se construirá. Parte de su capital pictórico ha sido donado al Museo Castagnino . Un grupo de personas, agrupadas bajo el nombre Grupo Recuperación Amigos del Arte  vienen reclamando “transparencia” a la Comisión Directiva actual.

El gobierno socialista municipal durante sus 30 años de gestión, ejerció la tarea de fomentar y promocionar la música, en los últimos meses el recorte presupuestario originó la suspensión de algunas actividades musicales y amenazó con la cancelación de los ciclos de las salas municipales que finalmente se cumplieron con normalidad. Y es por esto que cabe señalar que la música clásica en Rosario es hoy un rasgo trascendente que las nuevas autoridades municipales deberán continuar y revitalizar pero NUNCA abandonar.

En relación a esas actividades y las de otros géneros musicales el Sindicato de Músicos ha sido protagonista de reclamos constantes por los cachet de los contratos  por actuaciones de los músicos locales que siempre se efectivizan con marcados atrasos. En estos días los representantes sindicales mantienen diálogo con las nuevas autoridades de la secretaría de Cultura municipal.

Uno de los aciertos del año fue el Festival Internacional de Guitarra  que organizado por la Escuela de Música y dirigido artísticamente por el maestro Eduardo Isaac, reunió a tres exponentes de la guitarra latinoamericana: al propio Isaac, Juan Almada, Eduardo Fernández y Berta Rojas. Para el 2020 se ha programado la segunda edición.

También es un acierto la dupla Opera de Rosario y Teatro el Círculo y su apuesta a títulos como Mefistófele.

Otro gran acierto, la remodelación de la  Biblioteca Argentina con mentalidad de futuro y con la sala de Lectura acondicionada para seguir recibiendo lectores y para seguir albergando a los músicos y asu público.

La comunicación institucional de varias instituciones es improvisada, tanto que anuncian actividades, las suspenden y no lo informan por los mismos canales de comunicación por donde lo anunciaron, esto desluce el trabajo y la imagen de la institución organizadora.

Antes del final un pensamiento en voz alta: todo se profesionaliza, todo tiende a especializarse, incluso la gestión cultural y la comunicación institucional.

Los Adioses
A los Maestro Jorge Gravina, percusionista y Nancy Durand, flautista.

 

Este artículo no es cerrado ni único, está abierto a recibir agregados por parte de 
los lectores para eso les pido que No envíen mails y escriban en el campo “deje 
su comentario” que se encuentra debajo de este artículo. Les reitero: por errores 
u omisiones que encuentren en este artículo de opinión, NO envíen mail, escriban 
en el campo “deje su comentario” que se encuentra debajo de este artículo.

María Josefina Bertossi
31 de diciembre de 2019
Rosario – Argentina

Un comentario en «Balance 2019»
  1. Hola Josefina. La música no podía estar exenta de la catástrofe que generó el neoliberalismo…sin embargo mi impresión es que hemos podido disfrutar de gran cantidad de espectáculos brillantes…y todos gracias a tu esfuerzo con «entre notas» porque la difusión por los medios de prensa es muy defectuosa…
    Otro enorme gracias, saludos, y ánimo para la lucha de los músicos y las instituciones!!

Deja un comentario