Llegamos al último día de un año impensado. No se ven propuestas. Esos comentarios de entreactos que extrañamos.  El streaming ¿llegó para quedarse? Lados provechosos en la educación y la divulgación musical. Y . . . ¿EntreNotas.com.ar ?. El objetivo sostenido de Informar. Llamando la atención de los funcionarios políticos. In Memoriam David Guerrero.
Y, citando a mi sobrino Facu Rumene, también Periodista: «Covid, devolvéme mi vida que con poco, era mia»

 

Foto: c. Sebastián Granata (Servicio Télam)
Roberto Fontanarrosa, Escultura de Carmita Batlle en Plaza Montenegro, Rosario.

Llegamos al último día de un año impensado, inolvidable, seguramente dentro de unas décadas, este año, de unas generaciones a otras, será recordado con acento épico . En Sociología nos enseñaban a hablar de «cambio»  porque la palabra cambio no lleva intrínseco el valor de lo bueno o de lo malo. Eso es lo que nos ha pasado, vivimos un gran cambio porque nada volverá a hacer como antes del 2020. La  Pandemia  golpeó a distintos sectores de la economía, suspendió actividades, redujo ingresos, dejó a muchos sin ingresos y fuera del circuito laboral; y lo irremediable fue lo más difícil:  la partida de seres queridos sin despedida.

No se ven propuestas ni aquí ni en muchos otros lugares del mundo, para retomar aquella vida de música que tuvimos, qué disfrutábamos, esas actividades laborales que derivaban de la música: los ciclos de conciertos organizados por la Municipalidad, los ciclos de los organismos oficiales, los festivales corales, los ensayos contrarreloj, los bares en derredor de las salas, los taxis en la puerta del teatro al finalizar una función, el kiosco que nos asistía en alguna necesidad de último momento, la colecta de las instituciones entregando programas,  y tantas otras actividades que hacían a la economía.

Se extraña el encuentro con esas personas con las que no teníamos amistad, solo el conocimiento el uno del otro y cruzarse en el teatro o en los centros culturales era común, y también, se extrañan, esas otras, con las que compartíamos amistad, ideas, cafés y relatos cotidianos. Se extrañan todos esos rostros que no vemos desde hace meses, y esos comentarios de entreactos.

El streaming llegó para quedarse? No, creo que no, primero porque mucho de lo que se hizo «on streaming» han sido videos grabados y subidos a la red  con horario de estreno, para asegurarse así, una buena emisión sin sobresaltos informáticos porque la grabación asegura la calidad y la continuidad de la transmisión.  Además, en el modo virtual tanto para la música como para otras actividades sobre el escenario, falta ese ida y vuelta instantáneo entre creadores, intérpretes y público.  Cabe señalar que  los primeros  «on streaming» en vivo, en la Argentina, tuvieron lugar, aquí en Rosario, en el Centro Cultural Atlas con recitales de tango y folclore. Luego vinieron otros, y en la medida que nos enviaron la información fueron publicados en EntreNotas.

Por otro lado, esa virtualidad de la que tanto renegamos, tuvo sus lados provechosos y abrió ventanas al mundo, me refiero a la Educación, concretamente en los niveles terciarios (universitarios y no universitarios), allí, se abrió el espectro de ofertas académicas on line y se agilizó el acceso desde distintos lugares del mundo. Por un lado, aislados y, por el otro,  conectados. Así, por ejemplo, el  Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires anunció y llevó a cabo sus exámenes de ingreso en modo virtual, la Escuela de Música de la Universidad Nacional de Rosario organizó Seminarios y Talleres en Modo Virtual al que accedieron en forma gratuita, estudiantes y profesionales de distintos países y hasta colaboró en la implementación de un seminario Internacional dedicado a la Música Antigua, con el Conservatorio Superior de Música “Manuel de Falla” de Buenos aires, con  más de 200 asistentes del extranjero.

En lo que hace a la tarea de divulgación merece señalarse el aprovechamiento de la virtualidad del Seminario Internacional para cantantes, entre otras actividades organizadas por Santa Fe Lírica,  y el ciclo de charlas virtuales organizadas por OLa  – Opera Latinoamericana.

Y también, la Pandemia dejó al descubierto las condiciones laborales precarias de los músicos que no integran organismos estables (cantantes e instrumentistas;  solistas, coreutas), vestuaristas, actores, bailarines, productores y tantos otros hacedores, cuyos ingresos desparecieron tan pronto como se suspendieron las actividades. En distintas ciudades del mundo surgieron movimientos, grupos, organizaciones que expresaron la situación del sector, en Rosario un grupo de jóvenes músicos y artistas formaron TLIR, Trabajadores de la Lírica . Por su parte, el Sindicato de Músicos de Rosario trabajó especialmente para asistir a los músicos en situación de vulnerabilidad.

¿Y EntreNotas?

He tratado de hacer lo mejor en este 2020 que nos deparó sorpresas y tristezas. Este es un espacio que desde su inicio fue pensado para difundir la actividad de los músicos y las instituciones musicales de la región, de publicaciones gratuitas aun siendo lucrativas las actividades difundidas y, siempre,  ha sido un sitio de acceso gratuito para los lectores/usuarios.

Seguir adelante con este sitio web en este año de Pandemia,  se hizo difícil y se hace difícil cuando de repente, la información específica se tornó escasa, a pesar de ello, informar siempre fue el objetivo sostenido. También seguir adelante se hizo difícil y se hace difícil, cuando no hay anunciantes, por eso les pido a los funcionarios políticos  que estén atentos a este sector de la música, «la clásica» (como se la llama generalmente para abarcar muchos géneros, estilos y épocas). Es un sector que se esforzó siempre y en este año en el  que vivimos en Pandemia, fue uno de los más castigados. Es un sector en el que necesitamos AYUDA, APOYO, ATENCION y, por lo tanto, que los funcionarios políticos provinciales NOS RESPONDAN LAS LLAMADAS Y/O LOS MENSAJES.

Un deseo

Para terminar, cito un Tweet (3/10/20) de mi sobrino Facu Rumene, también Periodista, con este pedido, con este deseo de fin de año: «Covid, devolveme mi vida que con poco, era mia»

Este artículo está dedicado a la Memoria de David Guerrero (cantante, integrante del Coro Estable de Rosario, del Conjunto Pro Musica de Rosario, del Coro de la Opera de Rosario, entre otras agrupaciones, y lo más importante, una persona muy querida por todos los que lo conocieron).

 

María Josefina Bertossi
31 de diciembre de 2020
Rosario – Santa Fe – Argentina

 

Como es costumbre en estos resúmenes de fines de año, les recuerdo que
este artículo no es cerrado ni único, está abierto a recibir agregados
por parte de los lectores/usuarios, para eso les pido que escriban en el
campo “deje su comentario” que se encuentra debajo de este artículo. Les
reitero: por errores u omisiones que encuentren en este artículo de opinión,
preferentemente NO envíen mail, y aprovechen a escribir en el campo “deje
su comentario” que se encuentra debajo de este artículo.



                                                

Deja un comentario